Inicio Noticias Fútbol Español El Real Madrid se estrella contra el muro bilbaíno

El Real Madrid se estrella contra el muro bilbaíno

0
174
El Athletic Club volvió a puntuar en el Santiago Bernabéu tal y como ya hiciera en la temporada 2017-2018. Fuente: Real Madrid CF

Comparte esta pubicación

Los de Zidane dispusieron de una gran cantidad de ocasiones (tres postes incluidos), pero el Real Madrid fue incapaz de pasar del empate sin goles ante el Athletic Club


Partido correspondiente a la decimoctava jornada de LaLiga Santander, celebrado en el Santiago Bernabéu, entre el Real Madrid y el Athletic Club.

El equipo titular del Real Madrid fue el siguiente: Courtois, Carvajal, Éder Militão, Sergio Ramos, Mendy, Kroos, Fede Valverde, Luka Modrić, Rodrygo, Karim Benzema y Vinicius JR.

Este fue el 11 inicial de Gaizka Garitano: Unai Simón, Iñigo Lekue, Yeray, Unai Núñez, Iñigo Martínez, Yuri, Raúl García, Dani García, Mikel Vesga, Iñaki Williams y Kenan Kodro.

El Real Madrid inició el partido asumiendo el peso del choque, algo que hizo que, en el minuto 12, estuviera a punto de abrir la lata. Vinicius JR. se internó en el área y realizó un amago para regatear al defensor que le cubría, pero cuando se encontraba solo ante Unai Simón no supo definir. Curiosamente, el rechace del guardameta rebotó en Vinicius y a punto estuvo de causar el 1-0.

Hay que destacar que en esta ocasión Vinicius JR, cuyo talón de Aquiles es la definición, sí que tomó la mejor decisión para tratar de marcar.

El primer palo de la noche

Siete minutos más tarde, en el 19, Kroos dispuso de una ocasión clarísima. El alemán, totalmente solo en el área pequeña, mandó el balón al poste izquierdo de la portería defendida por Unai Simón.

No tardó nada en responder el Athletic Club, apenas 60 segundos. Williams alcanzó el área madridista y sacó un muy buen disparo raso pegado al palo derecho, pero Courtois respondió con una genial intervención que hizo que el público presente en el Santiago Bernabéu coreara su nombre.

Los madridistas gozaron de otra oportunidad para hacer el 1-0 en el minuto 32. Rodrygo centró y Benzema realizó su característico remate de cabeza, pero esta vez el esférico fue a parar a las manos de Unai Simón.

La jugada posterior fue una ocasión aún más clara para el Real Madrid. Benzema logró regatearse al portero bilbaíno pero la inercia hizo que se quedara sin ángulo y su intento, muy difícil, de marcar fue despejado por Unai Núñez bajo palos. Vinicius JR. se hizo con el rechace, pero estuvo muy lento a la hora de finalizar la acción y la zaga visitante acabó robándole el balón.

En el minuto 38 se volvió a repetir de forma calcada la jugada anterior del centro (otra vez de Rodrygo) y posterior remate de Karim Benzema. El resultado de nuevo fue el mismo: Unai Simón blocando la pelota.

Los vascos dieron su mayor susto en el minuto 43. Kodro logró batir a Courtois y marcar, pero el árbitro anuló el gol por fuera de juego.

Así se llegó al final de una primera mitad en la que el Real Madrid, que fue bastante superior, dispuso de muchas ocasiones que no logró materializar. El Athletic Club, por su parte, demostró que tenía capacidad para dar la sorpresa en algún contraataque, especialmente teniendo en cuenta la velocidad de Williams, uno de los jugadores más rápido de LaLiga Santander.

La segunda parte

Los primeros minutos fueron de tanteo entre ambos conjuntos, aunque el que llevaba el peso del juego era de nuevo el Real Madrid.

Hasta el minuto 56 no llegó la primera oportunidad del segundo acto para los blancos. Fue obra de Benzema con un fuerte disparo raso desde el interior del área que detuvo, una vez más, Unai Simón.

Seguidamente, en el 59, el equipo entrenado por Zinedine Zidane se encontró, por segunda vez en el choque con la madera. Nacho (que había entrado en la segunda parte por Militão) se anticipó a toda la defensa vasca en un saque de esquina y estrelló el balón en el larguero con un potente cabezazo.

Los bilbaínos volvieron a causar peligro en el minuto 68. Iñigo Lekue puso un centro raso desde la banda derecha que llevaba auténtico veneno. Cuando Iñaki Williams se disponía a rematar el balón para, muy probablemente marcar el 0-1, Carvajal se anticipó de forma extraordinaria y metió la puntera de su bota para disipar la acción.

El tiempo se agotaba y no llegaba el gol

Bale fue otro de los futbolistas que ingresó en el terreno de juego en la segunda mitad. El galés lo probó con un disparo de larga distancia en el minuto 71 que se marchó alto.

El Athletic Club cada vez llegaba con más peligro. En el 77, Villalibre tiró con su pierna izquierda desde la frontal del área y el esférico no encontró la portería de Courtois por poco.

Los madridistas continuaban intentando abrir el marcador con perseverancia, pero el balón parecía no querer entrar. Jovic, el tercer y último cambio que hizo Zidane, estrelló el balón en el poste izquierdo de la meta de Unai Simón en el 86. Lo hizo tras rematar de cabeza un centro de Carvajal. Era la tercera vez que el Real Madrid se topaba con la madera en toda la noche.

El Real Madrid fue quien mereció ganar, pero curiosamente quien tuvo la última ocasión clara del choque fue el Athletic Club. Iñigo Lekue realizó una buena jugada individual en la banda derecha y se adentró en el área. El bilbaíno buscó la escuadra izquierda con un disparo con efecto. Sin embargo, el balón no cogió la trayectoria que el futbolista quería y se marchó fuera.

Así culminó un encuentro en el que, pese a ser muy superior, la falta de claridad en los metros finales le hizo al Real Madrid perder dos puntos y el liderato en su propia casa. Es el tercer empate consecutivo de los blancos tras los cosechados en Mestalla y en el Camp Nou.

Por su parte, el Athletic Club suma un punto de oro que lo mantiene en la séptima plaza. Los vascos se encuentran a tan solo dos puntos de los puestos europeos.

Foto: Real Madrid CF

Twitter: @rafinhagomez23

Comparte esta pubicación