Comparte esta pubicación

El cuarto año de Zidane como entrenador del Real Madrid se celebra con victoria en casa del Getafe. Los azulones supieron luchar contra los merengues. Courtois salva al Madrid y se consagra como jugador del partido junto a Varane


Para los grandes no hay ni derrota ni empate. Los azulones se han convertido en un grande de La Liga antes de Navidad y tienen que seguir esta línea si quieren engancharse en los puestos europeos.

Ni un minuto de juego y el Real Madrid ya ponía la primera ocasión con un saque de banda de Bale que remataba de espaldas Benzema. El Getafe apretó en los primeros minutos pero la combinación madridista en la salida de balón surgió efecto. Modric e Isco suplían a Fede Valverde y Rodrygo, controlando el partido en los primeros diez minutos de juego y distribuyendo el balón sobre todo por la banda de Mendy.

Tensión asegurada si estás jugando contra el Getafe de Bordalás. Carvajal se encaró un par de veces con Cucurella y, además, los blancos reclamaban las múltiples faltas de Nyom en tan solo 15 minutos de juego. La muralla del Getafe quebraba las combinaciones entre Isco y Benzema. Asimismo, el Geta jugaba con doce ya que la afición animaba en cada jugada azul y, por el contrario, pitaba toda ocasión blanca.

La ocasión más clara llegó para el Getafe por un remate al borde del área de Arambarri que sacaba Courtois desplegando sus alas. Los de Bordalás comenzaron a despertar a la media hora de juego y el Madrid se metía en problemas.

A la media hora de juego, Toni Kroos a balón parado la centraba al área, cayendo en pies de Mendy que la ponía con la derecha para que Varane rematase a portería vacía tras una mala salida de David Soria. Se adelantaron los blancos tras un dominio de juego claro.

Ya en los últimos minutos el Getafe apretó mucho y consiguió generar ocasiones claras de gol. Sin embargo, Courtois frustró el sueño azulón. A lo largo del encuentro se ha santificado con numerables paradas que salva a los blancos.

La segunda parte empezó como acabó la primera, apretando el Getafe hasta quedar solo Mata. De nuevo Courtois frustraba el empate, santificándose en el partido. Otro centro de Kroos era rematado nuevamente por Varane que ponía el 2-0 en el marcador. Doblete francés, doblete del defensa.

Zidane sacó a Vinicius y Valverde. El Madrid los necesitaba. La chispa brasileña y el todoterreno uruguayo. Isco salía del campo sabiendo que no fue su día. Kroos se sorprendía al ser el segundo sustituto. La afición blanca pedía que saliese el galés Gareth bale.

Nyom y Mata dejaban lugar a Portillo y Amath. Jovic era el último cambio madridista en busca de su tan ansiado gol. Getafe no se rinde y juega hasta el último minuto, por eso Bordalás apostó en ataque.

Los blancos estuvieron más cómodos con Valverde, que aguantaba la presión rival en la salida de balón y, asimismo, presionaba en la salida del rival. Sobre los seis minutos de añadido, Valverde recorrió todo el campo para regalarle el gol a su compañero Luka Modric, clavando el tercer gol del partido. Regalo de reyes perfecto para los blancos. Los de Bordalás retrasan su posición en la tabla y comienzan de la peor forma posible el año. Sin embargo, queda un largo camino por delante y cada paso cuenta para llegar al objetivo.

Foto: Real Madrid CF

Twitter:@JuanDeCodina4

Comparte esta pubicación