El mejor partido de la temporada no le bastó al Real Madrid para vencer al PSG. Dos goles de los franceses en los minutos finales dejaron a los blancos sin un merecido triunfo


Partido correspondiente a la quinta jornada del grupo A de la fase de grupos de la UEFA Champions League, celebrado en el Santiago Bernabéu, entre el Real Madrid y el París Saint-Germain.

Los jugadores titulares del Real Madrid fueron los siguientes: Courtois, Caravajal, Sergio Ramos, Varane, Marcelo, Fede Valverde, Casemiro, Toni Kroos, Isco, Karim Benzema y Hazard.

Este fue el 11 inicial de Thomas Tuchel: Keylor Navas, Meunier, Thiago Silva, Kimpembe, Bernat, Gueye, Marquinhos, Verratti, Di María, Icardi y Mbappé.

Los blancos comenzaron dominando el encuentro y siendo muy superiores a los franceses, algo que hizo que no tardara demasiado tiempo en llegarles la recompensa del gol.

En el minuto 17, un gran pase en profundidad de Carvajal a Fede Valverde por la banda derecha le hizo colocarse al uruguayo en una posición ventajosa dentro del área. Keylor Navas salió a destiempo y Valverde le cedió de primeras el balón a Isco. El malagueño, sin portero pero muy presionado por la defensa, estrelló el balón en el palo. Sin embargo, Karim Benzema se hizo con el rechace para marcar a placer el 1-0.

A partir de ahí, el Real Madrid dispuso de muchas llegadas para aumentar su ventaja pero no estuvo acertado de cara a la portería. El equipo de Zidane estaba realizando un partido espléndido que recordaba a las grandes noches europeas vividas en el Santiago Bernabéu

La polémica

Cuando mejor estaba jugando el conjunto madrileño, Courtois, en el minuto 43 cometió un fallo en una salida y derribó a Icardi, una acción ante la que el colegiado del encuentro, Artur Dias, decretó la expulsión del guardameta belga. Sin embargo, tras ser revisada la acción por el VAR, el árbitro anuló la tarjeta roja y señaló una falta previa favorable al Real Madrid.

Con ese susto final culminó una primera mitad en la que los blancos habían sido infinitamente mejores que los parisinos.

La segunda parte

El segundo acto prosiguió el guion con el que se había desarrollado el primero: Un Real Madrid arrollador que daba la sensación de poder marcar el segundo gol en cualquier momento. Ni siquiera la entrada al campo de Neymar fue suficiente para mejorar el juego de los visitantes.

Ese 2-0 acabó llegando en el minuto 79, tras un remate de cabeza de Benzema a un centro desde la banda izquierda de Marcelo. Al fin llegaba el segundo tanto madridista después de que los hombres de Zidane hubieran dispuesto de ocasiones de todos los colores para sentenciar el encuentro.

Con la segunda diana blanca el partido parecía haberse acabado, solo quedaban diez minutos y los de la Castellana parecían ser mucho más fuertes que sus rivales. Nada más lejos de la realidad, dos goles del París Saint-Germain en los minutos 81 y 83 privaron al Real Madrid de una victoria más que merecida por lo que había sucedido sobre el campo en los minutos anteriores. Mbappé marcó el primero tras un fallo entendimiento entre Varane y Courtois, y Pablo Sarabia anotó el segundo con un sensacional zurdazo desde el interior del área que entró por la escuadra.

Pese al duro golpe encajado, el Real Madrid tuvo en el descuento una última opción de hacerse con el triunfo. Gareth Bale, con una falta desde la frontal del área, se topó con el poste derecho de la portería defendida por Keylor Navas.

Finalmente, un 2-2 que deja al Real Madrid sin opciones matemáticas de ser primeros de grupo, algo que previsiblemente le complicará el cruce de octavos de final de esta UEFA Champions League.

Foto: Real Madrid CF

Twitter: @rafinhagomez23