Estudiantes de La Plata venció el domingo 2 a 0 a Atlético Tucumán y de esta manera no solo le sacó al Decano un invicto de 36 partidos en condición de local, sino que quedó como único puntero con 9 puntos, al menos hasta que juegue su máximo rival Gimnasia, que cuenta con 6 unidades y un encuentro menos.

El Pincharata se recuperó rápido del duro golpe que sufrió entre semana cuando perdió por 2 a 0 frente a Belgrano y quedó eliminado de la Copa Sudamericana. El 1 a 0 conseguido en el primer partido no fue suficiente, y además el juego ofrecido no fue el de siempre, por lo cual el elenco de Nelson Vivas está enfocado en conseguir el torneo doméstico.

El conjunto platense viene de estar varias temporadas deambulando en la mitad de la tabla. Por esto varios entrenadores han pasado y pese a tratar de conservar un estilo siempre se ha modificado. Lejos en el tiempo quedaron Pellegrino y Gabriel Milito, quienes no pudieron nunca implementar sus ideas y tuvieron que irse por la puerta de atrás. Este año Juan Sebastián Verón, presidente de la institución, le dio toda la confianza a Vivas para que se haga cargo del primer equipo y le devuelva a Estudiantes toda la gloria que alguna vez supo tener. Por esto si bien la eliminación del certamen internacional fue dolorosa, nadie cuestiona a este nuevo técnico que en poco tiempo ha logrado hacer que sus dirigidos jueguen de gran manera y que ilusionen así a toda la hinchada, que sueña con volver a gritar campeón en el torneo local.

Escrito por: Juan Martín Álvarez

Twitter: @Chikicanch.

Fuente:  Losandes.com.ar