Comparte esta pubicación

El club italiano ofrece 20 millones por el centrocampista


El Celta puede vivir sus últimos días sin Lobotka en su plantilla. La cláusula de rescisión se eleva hasta los 50 millones de euros. Una cantidad altamente inferior a lo que da el Nápoles (20 millones). No le vendría nada mal a las arcas celestes, aunque el momento no es el adecuado.

Desde Italia apuntan la posibilidad de incluir al alemán Amin Younes, quien interesó al Celta el verano pasado, para abaratar la operación. Con el mercado de fichajes ya abierto, Lobotka vuelve a sonar para abandonar el club al que llegó en el verano de 2017 procedente del Nordsjaelland danés por unos 5 millones de euros.

A todo esto, el Celta quiere ganar ante el Osasuna en Balaídos el seis de enero. Un encuentro clave para las aspiraciones de cada uno, especialmente de los locales. Uno de los hombres más destacados será Iago Aspas, quien debe volver a su mejor nivel para conseguir dar un acelerón al puesto que ocupan en LaLiga.

El Celta está obligado a reforzarse con varios jugadores que puedan dar un toque de calidad a la plantilla dirigida por Óscar. El entrenador del Celta necesita aire fresco para tener más opciones de conseguir la permanencia.

Comparte esta pubicación