Comparte esta pubicación

La memorable gesta obrada por los ‘foxes’ sigue estando en la retina de los aficionados. En efecto, Ranieri consiguió que todos los corazones latiesen por encima de sus posibilidades al son del Leicester. El imponerse a grandes equipos en la liga del dinero era algo totalmente desconocido hasta la fecha. Ahora, con la apertura de la temporada 2016-2017, Leganés y Hull City se postulan como posibles pretendientes al trono que, presuntamente, parece haber abandonado el campeón de la Premier al sumar un punto de seis posibles.

Los sueños están para perseguirlos, o sino díganselo al Leganés. El solitario e histórico gol de Víctor Díaz, casualmente ex celeste, daba al conjunto pepinero su primera victoria en la Liga Santander. Ante tanta euforia, Asier Garitano, visiblemente contento, fue con pies de plomo a su comparecencia de prensa. Sabe que la temporada es muy larga por lo que no cayó en la famosa trampa del exceso de confianza. Un fallo, si nos ceñimos a que el trabajo del equipo es categórico, pero todo un acierto si nos basamos en la realidad más remota: hace tres años estaba en la Segunda División B luchando por mantenerse. Este club con más de 88 años de historia desafía contra viento y marea los escritos futbolísticos bajo el mandamiento de la unidad. Saben que esto último es su fuerte y se aferran a ello como uña y carne.

Un Atlético de Madrid que llega tocado tras empatar frente al Alavés, será el siguiente obstáculo a regatear por los pupilos de Garitano. Para ser sensatos no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo, ni mucho menos dramatizar con el hecho de ganar la Liga Santander, pero esta temporada todos las focos apuntan al sudoeste de Madrid. Bajo el rol de recién ascendido, titubeó al EuroCelta de Berizzo en Balaídos y ya empieza a generar bisbiseo entre los aficionados. ¿Estamos ante un ‘Leicester a la española’?

Foto: AS.com

Twitter: @educornago

Comparte esta pubicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here