Empate a cero goles entre el Celta de Vigo y el Granada en el partido correspondiente a la jornada número 26, un empata que satisface a los rojiblancos que siguen cómodamente en la tabla


Visitaba el Celta de Vigo el Estadio Nuevo Los Cármenes tras conseguir puntuar ante el Real Madrid y conseguir siete puntos de los últimos nueve en juego, hecho que le ha supuesto salir del descenso. El Granada por su parte llegaba tras cosechar tres victorias y un derrota en los últimos cuatro partidos, lo que les ha hecho sumar nueve puntos de doce.

El partido se presuponía igualado, y así fue. Mucho respeto entre ambos equipos, buscando más no perder que ganar. El Granada, prácticamente salvado, no tenía las urgencias que sí tenía su rival, por lo que Diego Martínez se permitió hacer algunos cambios en el equipo titular pensando en el duelo copero que les enfrentará al Athletic Club de Bilbao, en un partido que será la vuelta de las semifinales de Copa y en el que el Granada tendrá que remontar el 1-0 del partido de ida.

Salió Diego Martínez con una línea de cinco defensas, sistema ya utilizado otras veces con éxito. Rui Silva estuvo en portería, con Vallejo, Duarte y Martínez como centrales y Foulquier y Koybasi como carrileros. Herrera y Eteki formaron el doble pivote con Vadillo y Fede Vico por delante y Soldado en punta. Para la segunda parte se reservó Diego Martínez a Carlos Fernández, Machis y Azeez, quedando Gil Días y Antoñin (recientes fichajes) sin salir al campo, y sin debutar en el caso del delantero malagueño.

El partido fue muy igualado y apenas se contaron ocasiones claras de gol. El Granada se fue sin disparar a puerta y el Celta solo lo hizo dos veces. Con este empate el Granada sigue en mitad de la tabla, mirando desde muy lejos los puestos de descenso, y es que hasta los puestos europeos están más cercanos. El Celta por su parte sigue fuera del descenso, pero aventaja en muy pocos puntos la zona de peligro.

Foto: Web oficial del Granada CF
Twitter: @peinado90