El fracaso de Simeone

Comparte esta pubicación

El Atlético de Madrid no pudo obrar el milagro y pasar de la fase de grupos de la Champions League. Lo que ha supuesto un palo bastante duro y ha sido incluso tildado de fracaso. Hecatombe por obra y gracia de Simeone que en cinco años ha llevado al Atlético hasta límites insospechados


Cuando se celebró el sorteo de la fase de grupos de la Champions League de este año, todas las predicciones auguraban un grupo igualadísimo en el que el Atlético se encumbraba un poquitín por encima del Chelsea y la Roma. Luego claro está esas predicciones hay que hacerlas buenas sobre el tapete. Donde el Atleti no fue capaz de ganar al Qarabag ninguno de los dos partidos, a la Roma en el Olímpico tras una exhibición de poderío y control, y perdió frente al Chelsea en el añadido del estreno europeo del Wanda Metropolitano.

Así complicado alcanzar los octavos de la competición. Hacía falta un milagro que no se dio porque esos, los milagros, no suelen producirse. Ahora el Cholo y sus pupilos se han encontrado con una mano atrás y otra delante, y deberán hacer frente a una situación totalmente inesperada desde que el argentino está en el banquillo rojiblanco. No en vano, en las cuatro participaciones del Atlético en Champions con Simeone el peor resultado eran unos cuartos de final.

El objetivo europeo a partir de ahora será la Europa League, “una mierda” para Gabi y un fracaso para muchos aficionados atléticos. Que entienden que dicha competición se le ha quedado muy pequeña al club. Esos mismos, hace cinco años, celebraban en Neptuno como si les fuese la vida en ello la consecución del primer título de la era Cholo: la Europa League del curso 2011/2012. Parece que las cosas han cambiado muchísimo en solo un lustro…

Porque en solo seis inviernos -diciembre de 2011 a diciembre de 2017- el “pupas” de la capital de España ha pasado de jugar la UEFA a rozar varias veces con los dedos la Champions. De ser eliminado por el Albacete a atemorizar a toda Europa. Y de ser el hazmereír del vecino al rival que -no quieren admitirlo- pero les disgusta cada vez que le tienen que ver el “jeto”. ¿Por qué? Porque el paso por el “blanco baño y masaje” se ha convertido en un derbi decente con el rival a la misma altura. Y el sparring, de repente, ha empezado a devolver los golpes.

Si jugar la Europa League es un fracaso, que nadie se olvide que es porque Simeone lo ha convertido en un fracaso. Si enfrentarse al Udinese, Celtic o Stade Rennais es un fracaso, es porque en los últimos años te has cargado al Barcelona, Chelsea o Bayern. Y, en definitiva, si volver a jugar con plebeyos es un fracaso, es porque tú, que hasta hace nada eras otro plebeyo, hoy eres un noble con muchas tierras que se tutea con los reyes. Que volver a catar mortadela sirva para valorar en su justa medida el comer caviar cada martes y miércoles.

Fotografía: Club Atlético de Madrid

Twitter: @darkast

Comparte esta pubicación