“Es un momento para pensar”. Diego Pablo Simeone puso su continuidad en el aire al frente del banquillo rojiblanco tras perder su segunda final de Champions League ante el Real Madrid el pasado mes de mayo. El club se puso manos a la obra y consiguió convencer al hombre que probablemente más ha influido en la historia de la entidad madrileña para seguir dirigiendo al primer equipo. Para ello, para dar un salto de calidad y volver a pelear por los títulos el argentino pidió expresamente la incorporación de un jugador que venía siguiendo desde 2014, Nico Gaitán.

25 millones de euros desembolsó inmediatamente el Atlético de Madrid al Benfica para traer al Manzanares al extremo de San Martín, ojito derecho de Diego Pablo Simeone. Cinco meses después, Gaitán únicamente se ha puesto la elástica colchonera en nueve ocasiones. 325 minutos en los que ha sumado dos goles, en el mismo partido ante el Granada, números paupérrimos para un futbolista que la temporada pasada la acabó con 20 asistencias y 11 goles con las águilas de Portugal.

Las razones del ostracismo que vive Gaitán desde su llegada al Vicente Calderón son muchas y muy variadas pero la principal apunta a los problemas que está teniendo el argentino adaptarse al complejo sistema rojiblanco. El 23 colchonero no pudo completar toda la pretemporada con el equipo al venir de jugar la Copa América con su selección por lo que ya comenzó la temporada en desventaja con respecto a sus compañeros. Entender todos los engranajes que forman la maquinaria de Simeone es muy complicado y a todos los futbolistas les cuesta al principio entrar en la dinámica del club. El propio Griezmann tuvo que ver numerosos partidos desde el banquillo en su primera temporada como atlético.

Nico Gaitán debe de continuar trabajando, la calidad del argentino tarde o temprano saldrá a la luz si persevera y da lo máximo en cada entrenamiento en los campos de Majadahonda. Tras el duro revés sufrido ante el Real Madrid en el derbi, Simeone y los suyos necesitan recobrar la confianza y la fiabilidad perdida en los últimos choques y una buena solución para recuperar el rumbo perdido sería la recuperación de la mejor versión de uno de los mayores talentos de la plantilla, Nico Gaitán.

Twitter: @borjasarobe11