Comparte esta pubicación

Partido dominado en todo momento por el Real Betis, pero la efectividad la tuvo el Atlético de Madrid, que gracias a Correa y Morata se llevaron los tres puntos


En cuanto a los once de ambos equipos no hubo ninguna sorpresa mayúscula. Rubí apostaba por su once de gala para medirse al Atleti, sin ningún cambio. Simeone, por su parte, ponía en el campo a todos los futbolistas que tenía disponible de su once de gala salvo Koke, lesionado la pasada semana tras su reciente paternidad. Además, seguía apostando en la defensa por Giménez en vez de Mario Hermoso.

Los primeros compases del partido tuvieron color rojiblanco porque el Atleti salió con la presión alta y le sirvió para, cuando corría el minuto 10, anotar un gol tras un pase de Trippier a la espalda de la defensa bética, que se encontraba tirando el fuera de juego, y tras una combinación entre Morata y Joao Félix, el español la enviaba al fondo de la red. Aunque inmediatamente el colegiado lo anulaba y el VAR secundaba la decisión de Estrada Fernández.

Esto sirvió al Betis para espabilar y tras este tanto anulado, llegaron los mejores minutos verdiblancos. Ahora eran ellos quienes presionaban alto y el Atlético solo achicaba balones. Así llegó la primera jugada de peligro, cuando entre Joaquín y Canales sacaban un libre indirecto que remataba Feddal al larguero.

El conjunto del Cholo intentaba reaccionar, pero la alta presión de su adversario lo impedía. Ese fue su plan durante todo el partido y aunque el Betis dominaba, el conjunto colchonero tuvo las más claras justo antes del descanso cuando Morata se marchaba solo ante Joel tras una triangulación con Joao Félix. Una magnífica estirada y el palo evitaron el primer tanto del encuentro.

En los últimos compases del primer tiempo, el Atletico de Madrid subió la presión e intentó controlar el partido, mediante la posición, para irse con empate al descanso y evitar algún susto.

Segunda parte, mismo guión que la primera

Parecía que en el descanso el entrenador del Atleti debería de poner las pilas a sus futbolistas si quería llevarse los tres puntos, tan valiosos para ellos. Pero el Betis neutralizó cualquier intento de mejora de los visitantes. Aunque el partido desde los últimos minutos de la primera parte se fue calentando y siguió en aumento con el paso de los minutos.

Aunque la llave del partido la tuvo Correa. El argentino entró sustituyendo a Lemar y le tocó el gordo. En la primera ocasión que tuvo y la primera pelota que tocó, el delantero, tras un fallo de la defensa verdiblanca, regateaba a Joel y ponía el marcador a favor de los suyos. Casi llegando al final del encuentro, Morata, de tacón, ponía el segundo para los suyos.

El Betis, ante esto, intentó reaccionar pero fue cuando más imprecisiones tuvo y, a pesar de las ganas que le puso, no fue suficiente para lograr el empate, teniendo varias oportunidades claras como otro palo de Canales y una pelota que casi entra por la escuadra de Bartra.

El dominio durante todo el encuentro, pero sobre todo durante la segunda mitad (quitando los primeros diez minutos) fue del conjunto de Rubí, que parece haber mejorado su juego y, ahora, parece convencer a su afición a pesar del resultado.

Con este resultado, el Atlético termina el año en posición de Champions y el Betis sigue en el puesto número 13.

Comparte esta pubicación