El Granada recibe a Osasuna y Betis en dos partidos consecutivos en casa, en los que tratará de seguir con la buena racha de juego y resultados que le mantienen hasta la fecha muy lejos de los puestos de descenso


Tras el parón de selecciones, el Granada iniciará la jornada número 9 en casa, en el estadio Nuevo Los Cármenes, ante Osasuna. El duelo, que se disputará el viernes a las 21 horas, enfrenta a dos recién ascendidos en un duelo directo por evitar el descenso a segunda división. Ese es el objetivo de ambos conjuntos, pese a que el comienzo de temporada haga soñar a rojillos y rojiblancos. El club Navarro marcha en mitad de la tabla y en su casillero solo se marca una derrota. Con ocho puntos está a cuatro del descenso, que marca el Mallorca. El Granada por su parte se sitúa en puestos Champions pese a caer derrotado en un competido partido frente al líder, el Real Madrid. Con 14 puntos está muy lejos de la zona de descenso, objetivo prioritario del cuadro nazarí y que por ahora solventa con enorme eficacia, aumentando la ilusión entre la afición de poder acercarse a Europa, o al menos no vivir unas últimas jornadas de infarto tratando de evitar el descenso de categoría.

Para dicho encuentro Diego Martínez no podrá contar con Montoro, su brújula. El ex de Las Palmas cayó lesionado en el último partido liguero frente al Real Madrid, y su participación, pese tener tiempo extra de recuperación en el parón de selecciones, está descartada. El mediocentro sufrió una lesión fibrilar de grado II en el recto anterior derecho. Sí se prevé que pueda estar disponible Carlos Fernández, con un protagonismo ascendente esta temporada y Ramón Azeez, ya incorporado tras jugar con la selección de Nigeria. Pese a no consolidarse en el 11 inicial, el ex del Sevilla sí está siendo uno de los primeros cambios de Diego Martínez. Entre ellos dos, además de Gonalons, se disputarán el puesto de Montoro y el de la mediapunta. Así pues el técnico no podrá contar, además de Montoro, con Fede Vico, Lozano, Quini, Alex Martínez ni Vadillo, aunque la presencia de estos dos últimos aún no está descartada ya que se han integrados ya en el trabajo grupal. La enfermería sigue trayendo de cabeza a Diego, pese a que está solventando muy bien las bajas de jugadores que está teniendo en esta primera parte de la temporada y pese a que empieza a recuperar efectivos, como son los casos de Eteki, Alex Martínez y Vadillo.

Tras el choque ante Osasuna, el club andaluz volverá a jugar de nuevo en casa, recibiendo esta vez a un Real Betis que no ha comenzado bien la temporada. El derbi se jugará el domingo 27 a las 14 horas, por lo que Diego Martínez tendrá más de una semana para preparar el choque. El partido es más vital para el club verdiblanco que para el rojiblanco, ya que los hombres de Rubi no han arrancado bien la temporada y se encuentran en los puestos de debajo de la tabla, con solo nueve puntos y solo dos por encima del corte. El conjunto bético está viendo puerta con facilidad, gracias, en parte, a un Loren que será una de las principales amenazas. Sin embargo, está recibiendo muchos goles, más que tantos anotados.

Foto: Granada C.F.
Twitter: @peinado90