Seleccionar página

Deportivo Cali: en caída libre

Deportivo Cali: en caída libre

En cuestión de semanas Deportivo Cali dejó de ser uno de los equipos colombianos con mejor juego y pasó a ser un club lleno de falencias defensivas que terminaron siendo decisivas en su eliminación de Copa Sudamericana.


En Palmaseca el Deportivo Cali debía ganar. Es más, no solo ganar, también había que mantener una diferencia de gol de dos (2), que incluso se podía extender a tres (3) si el visitante convertía. Llegaron los goles, en total fueron seis (6), pero cinco (5) correspondieron al visitante. Vélez Sarsfield goleó en Cali, para un resultado global de 7-1.

En esta oportunidad el VAR no influyó en el resultado —intervino una vez, mas no fue determinante—. En el partido de vuelta la derrota de Cali se dio por dos razones, principalmente. Los errores defensivos, tanto individuales como colectivos, sumado a la efectividad en la estrategia táctica del club argentino.

Semanas de terror

Hace dos semanas, quizá tres, los azucareros afrontaron sus compromisos de una manera diferente a la acostumbrada. Su dominio había disminuido, mientras sus falencias aumentaban. Perdió el invicto en liga local y los rivales le generaban ocasiones de gol con mayor facilidad.

Sin embargo, en el inicio de las fases finales de la liga local seguía siendo favorito —no solo a ganar su llave frente a La Equidad— sino de ganar el campeonato local. Todo esto en la previa, pues al momento de los compromisos, su rival, el club capitalino, complicó al Deportivo Cali. Tanto así que lo eliminó con un resultado global de 2-1.

Allí se decretó la primera decepción del conjunto azucarero. Su objetivo a priori debía ser el remontarle la llave a Vélez Sarsfield. No obstante, este club se clasificó con cierta facilidad.

 Una remontada que nunca llegó

Las expectativas eran altas. A pesar de la derrota, Deportivo Cali había jugado de manera formidable en Argentina, y la derrota por 2-0 se veía amplia como consecuencia de los errores arbitrales y la imposibilidad de concluir situaciones de gol por parte del club colombiano.

La posibilidad de dar vuelta a la llave era viable. Pero el desarrollo del juego fue diferente. Desde el inicio se vio un Vélez Sarsfield con una idea táctica enfocada en el repliegue, la reducción de espacios y la verticalidad ofensiva para ampliar el resultado. Por su parte, Deportivo Cali inició con ciertos indicios de agresividad y con una intencionalidad de atacar desde el inicio del partido.

Finalmente, la idea de los visitantes fue la que se impuso. Su orden táctico generó que Deportivo Cali no encontrara los espacios suficientes e indicados para acortar la diferencia en el marcador. De igual forma, permitió varias transiciones de defensa a ataque —beneficiadas por los errores defensivos— que terminaron en acciones desequilibrantes en el marcador.

Las falencias locales

La defensa del Deportivo Cali es la principal responsable de la abultada derrota. En cada uno de los goles el ámbito defensivo, bien sea grupal o individual, tiene responsabilidades serías. No fue una buena noche, en la que se erró en momentos inapropiados.

Sumado a eso, se percibió la inexperiencia que tiene la mayoría del plantel para afrontar este tipo de instancias. Es lógico en una nómina joven o con un recorrido sin demasiados sobresaltos a nivel internacional. La incapacidad de reacción y de manejar los pasajes del juego permitió que el resultado, en vez de tornarse más parejo, se hiciera extenso.

Tanto así que en este deporte donde los resultados —y más si son los últimos— son determinantes, la imagen actual sobre el club es negativa y decepcionante. En la opinión pública se esperaba un mejor desempeño del club, el cual se ausentó en estas instancias finales.

¿Continuidad del proyecto?

A pesar de la resolución, Deportivo Cali logró afianzar una nomina base y una identidad de juego, la cual se añade a la experiencia que se obtuvo. Seguramente se darán bajas, pero es un proyecto el cual debería continuar. El entrenador uruguayo, Alfredo Arias, logró potencializar jugadores, como el referente actual del club: Agustín Palavecino.

Para que el club dé ese siguiente paso se le debería dar continuidad a la nómina, encabezada por su dirección técnica, y sumado a esto la inversión en jugadores con experiencia, pero con buen presente, quienes logren cubrir las falencias que el club demostró en este semestre.

Deportivo Cali no ha finalizado la temporada, pues el 30 de diciembre tendrá que enfrentar a partido único —en Palmaseca— a un club local que no se ha definido aún, para disputar el último cupo a campeonatos internacionales, específicamente a Copa Sudamericana.

Twitter: @JuanDavidTibad2

Foto: Twitter Deportivo Cali

Sobre el Autor

Juan David Tibaduiza

Corresponsal en AG Deportes, estudiante de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad Externado de Colombia,