El club catalán necesita reforzar la delantera para afrontar los meses decisivos de la temporada tras la nueva lesión de Dembélé


La inesperada baja de Ousmane Dembélé y la lesión de Luis Suárez ha obligado a la entidad azulgrana a tener que buscar un jugador. Este nuevo futbolista se tendrá que adaptar a las exigencias de Can Barça. Actualmente el Barça sólo dispone de 3 delanteros: Leo Messi, Antoine Griezmann y Ansu Fati.

La situación es excepcional porque el mercado de invierno se cerró el pasado 31 de Enero. El Barça solo podrá fichar si la lesión del ex jugador del Dortmund es superior a 5 meses. Además, solo puede ser un jugador de la liga española y no podría jugar Champions League. Así que las opciones se reducen al máximo.

Los jugadores que más suenan para recalar en la ciudad condal son:  Willian José (Real Sociedad), Loren Morón (Real Betis), Lucas Pérez (Deportivo Alavés) y Ángel Rodríguez (Getafe). Este último parece ser el jugador con más opciones de llegar a Barcelona, el club tendría que pagar su cláusula de rescisión que asciende a 10 millones de euros, la más económica de los jugadores mencionados.

Un nuevo inconveniente que demuestra la falta de planificación por parte de la directiva culé, ya que ha vendido en este mercado de invierno a jugadores que serían importantes en estos momentos, como los canteranos Abel Ruiz y Carles Pérez.

El año 2020 no ha empezado de la mejor manera para el Fútbol Club Barcelona. Tras las eliminaciones en la Supercopa y Copa del Rey, la destitución de Valverde y a la operación de Luis Suárez ahora se suma la lesión de Dembélé. Todo esto hace muy difícil que los de Quique Setién acaben la temporada con la posibilidad de ganar algún título.

Foto: FC Barcelona
Twitter: @andrestomasr