Comparte esta pubicación

Este último fin de semana se filtraron varias fotos íntimas de un jugador de Boca y otro de Patronato, lo cual causó una gran polémica acerca de cómo deben actuar los futbolistas no sólo dentro del terreno del juego sino también fuera del mismo, porque representan a sus respectivos clubes. Por supuesto que esto no pasa solo en Argentina, ya que se vieron también imágenes del jugador del Manchester United y de la selección nacional, Marcos Rojo.

Semanas atrás el volante del  “Xeneize”, Ricardo Centurión, sufrió un accidente cuando chocó con su vehículo a varios autos, que estaban estacionados, a la salida de un boliche bailable y se dio a la fuga. Aunque luego se presentó ante las autoridades, varios testigos afirmaron que estaba en estado de ebriedad, y aunque se dieron a conocer imágenes y videos del jugador en aparente mal estado, el club de la ´Ribera´ ni siquiera lo sancionó con una multa económica, solo le dio una “última” advertencia. Sin embargo el ex hombre de Racing siguió saliendo de noche, al igual que sus compañeros de equipo, lo que ocasionó que la barra brava del club los visitara para decirles expresamente que “dejen los boliches”.  Para empeorar las cosas en las últimas horas salieron a la luz algunas fotografías íntimas del futbolista, por las cuales el Presidente de la institución, Daniel Angelici, tuvo que salir a declarar y dijo: “Están en Boca, tienen que cuidarse”.

Pero parece que el hombre de Boca no fue el único, ya que luego del triunfo de Patronato contra River por 2 a 1, el jugador del equipo local Lautaro Geminiani también se vio involucrado en un escándalo, cuando se viralizaron fotos suyas con el cuerpo totalmente al desnudo. Por parte del club hasta el momento tampoco se conocen sanciones.

Todas estas exposiciones no hacen otra cosa que mostrar el poco profesionalismo de los jugadores, que muchas veces piensan que solo es suficiente con su desempeño dentro del campo de juego y no creen que lo que hagan con sus vidas privadas, fuera del ámbito futbolero, pueda repercutir en sus carreras. Pero están muy equivocados ya que ellos son representantes de los clubes por los que están contratados y deberían al menos ser más cuidadosos en sus hábitos.

Escrito por: Juan Martín Álvarez.

Imagen: Nexogol.nexofin.com

Comparte esta pubicación