El astro portugués no estará frente al Sevilla en el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa del Rey por decisión ‘técnica’. Ya abierta la veda cabe decir que la octava temporada de Cristiano en el Real Madrid trae consigo un dilema: ¿debe descansar para llegar en mejor estado a las grandes citas? Para Zidane, sí, hasta el punto de que ha sido el único entrenador capaz de dirigir siete partidos sin Cristiano en los 26 encuentros disputados, un registro mayor que los de la temporada: 2010-2011, 2011-2012, 2012-2013, 2014-2015, 2015-2016.

Por otra parte, el actual Balón de Oro por fin se ha dado cuenta que nunca ha llegado bien al verdadero tramo de temporada, aquel donde las piernas ya empiezan a pesar a la vez que su equipo le añora. La mejor solución al esfuerzo es el premio del descanso, esto es así y, pese a la mayor suplencia del portugués, el bagaje de Zidane sigue estando en auge. De hecho, no ha perdido ni un solo encuentro desde el seis de abril -ida de Champions frente al Wolfsburgo-.

Sin Cristiano, el Real Madrid ha conseguido derrotar a rivales que no les ha puesto las cosas nada fáciles como el Deportivo en casa, o sin ir más lejos el Sevilla de Sampaoli, rival de mañana, en la Supercopa. Quizás debamos dar por hecho que a sus 31 años de edad, Ronaldo, no está para jugarlo casi todo tal y como llevaba haciendo hasta ahora. Ahora toca esperar si el remedio cura la enfermedad.

Fotografía: El País

Twitter: @educornago