La confianza puede jugarle en contra a Argentina

¿Exceso de confianza o prudencia?

La selección Argentina de fútbol se juega el pasaje al próximo mundial de Rusia 2018. Pero tanto los dirigentes como los protagonistas se muestran tranquilos y hay mucha confianza


La “Albiceleste” atraviesa quizás la semana más trascendental de los últimos años. Las chances de quedar afuera son muy altas como las de clasificar a la próxima cita mundial. No obstante, y pese de que depende de sí misma, Argentina no logra demostrar todo su potencial y hacer dudar a todos. En realidad parece que solo a los fanáticos, ya que los protagonistas demuestran una gran confianza.

Las eliminatorias sudamericanas nunca son fáciles. La gran paridad que hay entre los equipos, sumado a los factores geográficos hacen que tal vez sea una de las competiciones más difíciles y parejas. Por todo esto ya no sorprende que rivales, a priori, más débiles como Bolivia o Perú les ganen a los equipos históricamente fuertes. Sin embargo los “grandes” siguen con su confianza intacta y a veces la pasan mal.

La confianza de Argentina es muy alta pero no lo demuestra su quinto puesto en la tabla.

Con la partida de Edgardo Bauza y la contratación de Jorge Sampaoli la confianza se renovó. No obstante esto no se plasmó en el terreno de juego pese a haber mejorías. Los jugadores parecen no haber podido cambiar el chip de las tres finales perdidas y hasta hay algunos con serios bloqueos mentales. Algo que sin dudas tiene que ver con la presión que mucho de ellos sufren en cada partido.

La AFA también juega su papel en todo esto. Ya que intenta brindarle seguridad a los futbolistas y cuerpo técnico. Pero si bien es cierto que la confianza es necesaria, a veces un exceso de la misma puede ser negativa. También es verdad que Sampaoli querrá aislar a sus dirigidos del ambiente y la presión que el público pueda generar. Pero no deberá por nada del mundo subestimar al rival.

Imagen: Ole.com.ar

Twitter: @Chikicanch