Emelec recibirá a Barcelona en un partido clave para el futuro próximo de cada uno de los equipos. Los “millonarios” buscan mantenerse en la lucha por la segunda etapa. Por su parte, los “toreros” necesitan los puntos de cara a una clasificación a la Copa Libertadores


El “clásico del astillero” se perfila como clave para Emelec y Barcelona. Ambos tienen aspiraciones en cuanto al título del Campeonato Local y la clasificación a la siguiente Copa Libertadores respectivamente. El estadio George Capwell, en la ciudad de Guayaquil, será el escenario para el partido.

Por un lado, Emelec buscará un resultado favorable que le permita ampliar su ventaja sobre el segundo de la tabla. El objetivo de los “millonarios” es el de ganar la segunda etapa del campeonato. De esta manera podría disputar la final contra Delfín.

Con 33 puntos, los “azules” son los más opcionados a llevarse esta fase del torneo. Seguidos de Defín con 32, que de ganar la etapa se proclamaría campeón automáticamente. El Nacional se sitúa tercero con 31 puntos a su favor.

Por otra parte, Barcelona buscará una victoria con el objetivo de acortar la distancia en la lucha para clasificar a la Libertadores en su edición 2018. Al momento, la tabla acumulada lo sitúa 4 puntos por debajo de Maracá de Ambato; si logra conseguir tres puntos se colocarían a tan solo 1.

Las estadísticas del “clásico” sitúan a Barcelona con 69 victorias, a Emelec con 67 y se contabilizan 81 empates. Unos números bastante apretados que no dan un claro favorito de cara al encuentro.

Sin embargo, lo evidente es la importancia que cada uno de los clubes le dará a este partido. Ambos tienen aspiraciones totalmente distintas, pero de gran valor para ellos mismos. Sin duda, se espera un gran espectáculo futbolístico.

Fotografía: Web oficial CS Emelec

Twitter: @Cristiancv91