10 neto, amplia visión de juego, armador, capacidad de asociación, humildad. Así debemos recordar a Ricardo Ciciliano


Las calles del barrio Soledad 2000 se acostumbraron al caminar de Ciciliano en las mañanas a los entrenamientos de su escuela. Cuando se retiró a finales de 2012 en el Atlético Huila, tenía claro que su futuro iba a seguir vinculado al fútbol.

 Primeros minutos

Nació en Soledad, Atlántico el 23 de septiembre de 1976. La pelota lo acompañó desde muy joven. Empezó con la selección Atlántico. Posteriormente, se destacó en la selección Colombia sub-17 de German González.  En el campeonato suramericano de 1993, quedó campeón, peleó el puesto de mejor jugador del torneo ante Ronaldo. Con tan solo 16 años, el futuro era prometedor.

El debut

El tan anhelado debut como profesional es un momento inolvidable para todo futbolista. En 1993, el Deportivo Pereira le dio la oportunidad de estrenarse como jugador del fútbol profesional colombiano. Jugó 49 partidos y anotó 2 tantos. En 1995 fue convocado a la selección Colombia sub-20 junto con jugadores como: Iván Ramiro Córdoba, Mario Alberto Yépez, Giovanni Hernández, entre otros.

Las 13 casacas

Su trayectoria es importante para la historia del fútbol local colombiano. Después del debut con Pereira, llegó a Deportes Tolima y logró su primer campeonato como profesional en 2003. Ricardo Manuel anotó el gol que eliminó a Atlético Nacional y así, asegurar el paso a la final del Tolima. El título se dio gracias a una victoria en tanda de penales ante el Deportivo Cali.

Vistió las casacas de otros equipos como: Atlético Bucaramanga, Deportivo Pasto, Deportes Quindío, Once Caldas, Junior, Uniautónoma, Juan Aurich (equipo peruano) y ganó el campeonato de 2011, Millonarios, Atlético Huila y Deportivo Cali, en donde obtuvo su segundo título en la liga local en el torneo finalización de 2005.

El equipo embajador

Su paso por Millonarios es recordado por los hinchas albiazules con cariño. En 2007 estuvo cerca de coronarse campeón de la Copa Nissan Suramericana, al llegar a la semifinal. Ciciliano fue el goleador del torneo con 6 anotaciones.

Los dos partidos de Ricardo Manuel Ciciliano con la camiseta del equipo embajador más recordados por la afición fueron los encuentros ida y vuelta por los cuartos de final de la Suramericana ante el São Paulo. El primer compromiso lo ganó el equipo de la capital colombiana 1-0 con un gol de Zapata luego de un pase de Ciciliano. En el encuentro de vuelta Ricardo hizo 2 anotaciones en el arco del legendario portero Rogério Ceni.

Los 2 penaltis

Ciciliano se puso los guantes de portero aunque, no fuese su posición original. Una noche, el equipo embajador ganaba con un tanto de ventaja ante el Independiente Medellín, y tras una lesión del portero titular de Millonarios, Juan Carlos Henao y la expulsión del arquero suplente José Fernando Cuadrado, Ciciliano atajó una pena máxima a Jaime Catrillon a 5 minutos de finalizar el encuentro. Un tiempo después, Ciciliano repitió la historia, pero esta vez el defensor paraguayo Carlos Espindola le atajó un penal a él.

Retiro y últimos días respirando fútbol

Jugó sus últimos partidos como profesional con el Atlético Huila. Una vez se despidió de las canchas como futbolista decidió educarse para ser entrenador en la Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino. En 2019, fue subcampeón del Torneo Nacional Juvenil y medalla de plata en los Juegos Nacionales Bolívar-2019 como ayudante técnico de Melquisedeth Navarro. Dio su último respiro a la espera de recibir un dinero que el equipo embajador le debía. Anhelaba invertir ese capital en su escuela deportiva en el Atlántico. Tener su debut como entrenador y seguir respirando fútbol.

Twitter: @needydaniela

Foto: Instagram Millonarios