Real Madrid 3

El Real Madrid gana, pero no arranca

Comparte esta pubicación

Mayoral, Cristiano y Lucas Vázquez anotaron los tres goles que dieron la victoria a un Real Madrid que no consiguió una victoria convincente


El Real Madrid venció por tres goles a dos al Borussia Dortmund en el Santiago Bernabéu y se clasificó como segundo para los octavos de final de la Champions League. En un partido en el que el equipo local no se jugaba nada puesto que ya tenía su billete sellado, los pupilos de Zidane saltaron al verde mostrando por qué son los vigentes campeones de europa, pasaron por encima de su rival, pero no lograron consolidar su ventaja y volvieron a demostrar una fragilidad defensiva preocupante.

Tras 20 minutos brillantes en los que el equipo de Zidane avasalló a su rival alemán, los futbolistas blancos volvieron a caer en la pasividad que les ha acompañado en los últimos tiempos. El Real Madrid bajó el pie del acelerador, dejó de maniatar al Dortmund a través de la posesión del balón, cedió metros y se confió. Los visitantes despertaron de la siesta inicial y empataron un partido que parecía avocado a la goleada blanca después de un inicio de partido sensacional. En los instantes finales, el equipo blanco recuperó el dominio y el control para dar la vuelta a un partido intrascendente que a punto estuvo de costarle un nuevo disgusto a la parroquia blanca.

En medio del mar de dudas madridista emergió en la segunda mitad la figura de un futbolista aparentemente invisible para su entrenador, Dani Ceballos. El futbolista internacional español salió desde el banquillo, una vez más, y cambió la cara del Real Madrid. Desde que pisó por primera vez el verde se convirtió en el socio de todos. La pidió, la durmió, la movió y la jugó para dar fluidez al juego de un equipo que necesita de savia nueva en la medular para volver a dominar a los rivales. La respuesta tiene nombre y apellidos, Daniel Ceballos.

Fotografía: @Ligadecampeones

Twitter: @borjasarobe11

Comparte esta pubicación