El Betis volvió a la senda de la derrota y esto le hace meterse en posiciones de descenso y se pone en entredicho la continuidad de Rubí. Por el contrario, el Sevilla volvió a ganar y ya se encuentran como sexto clasificado a tan solo tres puntos del primero


Una de cal y otra de arena eso es lo que está dando el Betis a su afición. Con la derrota ante la Real Sociedad ha saltado por los aires la tranquilidad que había en dicha entidad y ya se piensa en la destitución de Rubí, sonando otros técnicos como Abelardo o Javi Gracia.

El partido ante los txuriurdines no salió como esperaban. Los verdiblancos pensaban ir a Anoeta a dar un golpe encima de la mesa y con una victoria solventar las aparentes dudas que hay en torno a ellos. Pero entre Odegaard, Oyarzabal y Willian José se empeñaron en no dar este placer al conjunto bético.

Y todo esto a pesar de que Loren, que con este gol se sitúa como pichichi, empezaba dando ventaja hasta que Willian empataba el partido y, posteriormente, Javi García consumaba la “desgracia” introduciéndose el balón en su propia portería.

El Betis intentó dar la vuelta al resultado desde que Portu anotaba el tercero para finalizar una estupenda jugada entre Odegaard y Oyarzabal. Joaquín estrelló un balón en el travesaño en una falta lateral que se envenenó. Tello también mandó un balón a la madera que golpeó por dos veces en el palo tras botar en la línea, pero el esférico no había rebasado completamente la línea de gol.

La otra cara de la moneda es el Sevilla. El conjunto de Nervión volvió a conseguir otra victoria, esta vez ante un Levante muy rocoso que no les puso en aprietos, pero que a la hora de defender se sintió muy cómodo durante los casi 90 minutos que le estaban regalando un punto. Al Sevilla le estaba costando batir a Aitor Fernández, que estaba habilidoso tanto con los pies como con las manos, evitando en varias ocasiones el tanto rojiblanco.

Esta vez, la suerte se volvió de cara al Sevilla y De Jong, que no había sido titular, fue el encargado de dejar los tres puntos en el feudo sevillista gracias a un gol de cabeza que ni él mismo se creía. La mala suerte esta vez fue para Chicharito, que estuvo activo durante los 80 minutos que jugó y aún consiguiendo anotar el 1-0 fue anulado por fuera de juego.

Las dinámicas son tan distintas que parece que el Sevilla está mucho mejor que el Betis, pero no es así. En los últimos cinco partidos de Liga, los rojiblancos han perdido tres y los verdiblancos solo dos. Pero los partidos que no pierden, los sevillistas los suelen contar por victorias y los bélicos por empate. Es por ello, que los de Rubí se han introducido en la parte roja de la tabla con solo 9 puntos en 9 jornadas y los de Lopetegui vuelven a los puestos que dan acceso a Europa con 16.

Fotos: Sevilla FC
Twitter: @abrahamcg_