El Granada jugará en el próximo mes cuatro partidos que serán claves para el devenir del equipo. Dos de ellos serán muy complicados, pues Atlético de Madrid y Barcelona visitan Los Cármenes, mientras que los otros dos serán salidas a campos complicados y ante rivales directos

Una de cal y una de arena para el Granada en la última semana. La victoria por 2-1 ante el Alavés en el estadio nuevo Los Cármenes les sirvió a los hombres de Lucas Alcaraz para rozar los puestos que están fuera del descenso. El problema vino apenas unos días después, cuando en el enfrentamiento directo ante el Leganés, el conjunto andaluz cayó por un gol a cero alejándose de la salvación, pues además el Depor, otro de los rivales directos, le ganaba al Sporting ampliando otros tres puntos su distancia con un Granada que estuvo más cerca que nunca de salir de los puestos de descenso a segunda división. Tan cerca estaba (si hubiera ganado al Leganés hubiera salido) como tan lejos está ahora: cuatro puntos por debajo del Deportivo de La Coruña que pueden ser cinco o incluso siete (tiene un partido menos, que jugará en casa frente al Depor) y cinco puntos por debajo del Leganés (que en realidad son seis al tener perdido el golaverage).

Serán clave las próximas semanas para el devenir del Granada, pues en el próximo mes tiene cuatro partidos que serán muy complicados por un lado y absolutamente clave por otro. En su contra, además, tiene el hecho de que los dos claves se juegan fuera de casa y que los dos “imposibles” se juegan en su campo, donde llevan tres victorias consecutivas. Poniéndole nombres a dichos equipos, y en orden cronológico: Atlético de Madrid, Sporting de Gijón, Barcelona y Deportivo de La Coruña serán los próximos rivales del Granada.

Depor y Sporting recibirán al Granada, que se juega la temporada lejos de su feudo, donde más le está costando puntuar

El conjunto madrileño será el primer rival del Granada, un rival duro y que llegará al encuentro descansado (no juega Champions esta semana) pero con la vista puesta en el siguiente partido, que sí será de Champions. En este caso Simeone podría rotar, pero aún así sacar un equipo muy competitivo, pues en Liga no pueden despistarse (están cuartos con la Real Sociedad muy cerca y amenazando su plaza Champions). Tras recibir al Atleti el Granada viajará hasta Gijón para jugar ante el Sporting un partido que será absolutamente clave. El conjunto de Rubi también está metido en la zona de descenso (dos puntos por detrás del Granada) y quizás tenga ante sí la última oportunidad de soñar con la permanencia, por lo que tratará de ganar por todos los medios. Tras estos dos partido llegará un parón de una semana, y tras este el conjunto nazarí tendrá otros dos partidos en la misma tesitura: uno difícil en casa y uno clave fuera.

Serán los primeros días de abril en los que se jugará el Granada vs Barça. El conjunto de Luis Enrique llegará con la necesidad de ganar, pues estará luchando de tú a tú con el Madrid por el liderato, mientras que el Granada intentará competir y quizás guardar fuerzas, pues el siguiente partido se juega entre semana. El rival será el Depor, que tras el 1-1 del partido de la primera vuelta tendrá en juego mucho más que tres puntos, pues el golaverage puede ser clave. El conjunto de Pepe Mel está en línea ascendente y podría alejarse definitivamente del cuadro de Lucas Alcaraz en caso de ganar, o meterse de lleno en la pelea en caso de perder.

Foto:

Twitter: @peinado90