CD Leganés 0-0 Atlético de Madrid: El Lega rasca un punto ante un Atleti con ‘resaca’ de Champions

El equipo de Garitano consiguió repetir el resultado de la anterior temporada, 0-0. Punto a punto el Leganés se posiciona séptimo de la Liga Santander. El Atlético de Madrid paga el esfuerzo en Champions.


Los partidos en Butarque siempre son igualados e intensos a partes iguales, pero si a esto se suma la llegada de un derbi la afición pepinera se vuelca con el equipo y el entrenador sin reparo. No cabía ni un alfiler en las butacas del estadio de Butarque para recibir al segundo de la Liga Santander, el Atlético de Madrid. ‘Esto es Butarque’ era la carta de bienvenida para avisar al equipo del Cholo que el partido no iba a ser nada fácil. El canto a capela del himno, las bufandas al viento, un buen bocadillo y el balón a rodar. Y cuando Oblak es el mejor del partido es porque Garitano hizo algo bien y el Cholo todo lo contrario.

Diego Pablo Simeone decidió que era el partido para hacer pruebas y rotaciones. En un primer momento, todos nos sorprendimos al ver que Simeone había optado por jugar con tres centrales. Sin embargo, una vez pitado el árbitro el inicio del encuentro vimos que Saúl era el elegido para cubrir el lateral izquierdo y sustituir al lesionado Filipe Luis. El canterano y jugador de la selección española actuó de lateral, de centrocampista y a veces de delantero, pues recorrido y polivalencia tiene para ello. Sin jugar en su posición natural, Saúl fue de los más destacados de su equipo, aunque no se le podía pedir mucho más que mantener la compostura en un dibujo que no le hace ningún favor a su calidad. Con Giménez por la derecha, Godín y Savic eran los escuderos de Oblak.

El encuentro empezó con llegadas del equipo rojiblanco, que en el minuto uno ya había provocado el primer córner gracias a una acción de una de las sorpresas en el once, el argentino Vietto. Un minuto más tarde, otro córner a favor del Atlético de Madrid. Parecía en un principio que el equipo rojiblanco había salido a olvidar el mal trago del miércoles en Champions. Pero los primeros minutos de juego solo fueron un espejismo. El Leganés tardó ocho minutos en aproximarse al área de Oblak. Y no fue hasta el minuto once cuando llegó el primer disparo del equipo local. Superada la media hora del encuentro, en Butarque no había un dominador claro, tampoco muchas ocasiones de peligro. Daba la impresión que quien metiera el primer gol se llevaría la victoria. Y de esta manera nos fuimos al descanso.

En el segundo tiempo, el Atleti fue de mal en peor, mientras que Garitano recargó las pilas de su equipo en el vestuario. El Leganés provocó peligro en varias llegadas que llegaban al sprint, pero se toparon con un Oblak que mantiene el nivel de la temporada pasada y demuestra cada partido el por qué está entre los tres mejores porteros del mundo. Hasta el minuto 90 pocas ocasiones. El Atleti lo intentó a balón parado pero, quitando una mano salvadora de Cuéllar a Godín en el minuto 72, el guardameta local no tuvo mucho trabajo entre sus palos. El Leganés, por su parte, llegó más que en otros partidos, pero volvió a demostrar que se le da mejor defender que atacar. En estas primeras siete jornadas de Liga, el conjunto de Garitano ha dejado la portería a cero en cinco ocasiones. Además, cuando no encaja no pierde, por lo que si Cuéllar y la zaga siguen con esta dinámica, el Leganés puede llegar a final de temporada sin muchos problemas para conseguir la salvación.

De las decisiones del Cholo, una de las que dejó boquiabierto al periodista y al aficionado fue la salida del terreno de juego de Antoine Griezmann para dar entrada a Vrsaljko. Con este cambio, el entrenador del Atlético de Madrid optó por mantener el empate, en lugar de ir a por la victoria, hecho que hubiese sido lo normal teniendo en cuenta la objetiva diferencia entre un equipo y otro. Parece que el internacional francés no atraviesa por un buen momento. Tras su amago de salida del club en verano no hemos visto al mejor Griezmann, motivo por el cual Simeone ha podido darle un toque de atención con este cambio. Y entre los hipotéticos cambios cuando vas perdiendo asombró la no salida de Gameiro. El jugador expresó con gestos y risa irónica estar en desacuerdo con la elección de su entrenador, que decidió introducir a un defensa en lugar de a un atacante. A Torres no se le vio. Carrasco solo ponía las faltas a balón parado. Poco más. Y fútbol, lo que se dice fútbol, en ninguno de los dos campos.

Finalmente, el 0-0 beneficia más al Leganés que al Atlético de Madrid. El equipo del sur de Madrid se acomoda en la zona noble de la Liga Santander, mientras que el Atlético de Madrid cede el segundo puesto al Sevilla, cayendo a la tercera posición en la tabla de clasificación. Tras el parón por selecciones, volverá la Liga y el Leganés visitará La Rosaleda para enfrentarse contra el Málaga de Míchel. El Atleti recibirá al líder, al FC Barcelona, en el Wanda, en el que, sin lugar a dudas, será el partido de la jornada.

Imagen: LaLiga

Twitter: @AlbaLopez143