Comparte esta pubicación

Zidane visita por primera vez como técnico San Mamés. El Real Madrid solo ha vencido en una de las últimas tres visitas a Bilbao. Regresa la BBC


Decisivo. Así definen Athletic Club y Real Madrid el enfrentamiento de mañana en el nuevo San Mamés. Un clásico del fútbol español que nunca pasa de moda. Dos equipos históricos, que jamás han perdido la categoría, y que llegan con la moral por las nubes. Los vascos tras ganar el derbi ante la Real Sociedad y ver la posibilidad de volver a Europa más cerca que nunca. En la otra cara de la moneda se encuentran Zidane y sus pupilos, líderes tras la victoria ante el Betis y con ganas de vencer para meter distancia y presión al Barça.

Las estadísticas no engañan. De los 85 encuentros que han disputado ambos equipos en Bilbao, el Real Madrid ha vencido en 30 ocasiones y ha sido derrotado en 38. Otro dato. En las tres últimas visitas a la nueva parroquia vasca, los blancos solo han vencido en una de ellas. El ambiente, la intensidad, la garra y la lucha en los genes de los leones son las señas de identidad de un fortín que Zidane ha marcado en rojo en su calendario.

Para asaltar la fortaleza norteña, el técnico francés recupera a su tridente. La BBC está de vuelta. Gareth Bale regresa tras cumplir los dos partidos de sanción derivados del encuentro ante Las Palmas y Benzemá descansó frente al Betis el pasado domingo para estar en plenitud de condiciones ante una de sus víctimas favoritas. Siete goles en catorce partidos y cinco en los últimos tres choques, su doblete con Benítez dio al Real Madrid el único triunfo en el nuevo San Mamés.

El que siempre está es Cristiano Ronaldo. Con su gol ante el Betis comenzó la última remontada blanca, sumó su vigésimo sexto tanto en esta temporada y afiló sus colmillos en aras de conseguir uno de los pocos retos que le quedan como madridista. Marcar en el nuevo San Mamés. Tan solo cinco estadios en España pueden presumir que han sobrevivido sin ser perforados por el delantero de Madeira y el coliseo del Athletic es uno de ellos.

Con la BBC encargada de batir la portería de Kepa Arrizabalaga, el centro del campo volverá a ser el de Milan. Casemiro, Kroos y Modric juntarán fuerzas para equilibrar al conjunto blanco y surtir de balones a los tres tenores. En la defensa, Zidane no podrá contar con Pepe ni con Varane, ambos lesionados, por lo que Carvajal, Nacho, Ramos y Marcelo formarán el muro que defenderá una portería en la que se espera que regrese Keylor Navas a pesar de sus últimos errores bajo palos.

Si el Real Madrid necesita los tres puntos para seguir en la cabeza de la clasificación, el Athletic no se lo pondrá nada fácil puesto que a los rojiblancos también les hacen mucha falta. Además, la última victoria ante la Real Sociedad supuso una liberación y un plus de confianza y moral extra para encarar este encuentro. Conscientes de su fortaleza como locales, a pesar de estar avocados a remontar en la mayoría de ocasiones, los partidos a domicilio han sido una auténtica pesadilla que vistas las últimas actuaciones parece haber quedado en el olvido.

Ernesto Valverde quiere prolongar su racha de cuatro victorias consecutivas como local y para la causa recuperará a su máximo artillero. Aritz Aduriz volvió el pasado domingo, disputó sus primeros minutos y se mostró plenamente recuperado de la lesión muscular que le mantuvo tres semanas en el dique seco. Con el delantero donostiarra recuperado, Raúl García en plena forma y Williams en su mejor momento de la temporada, el Athletic busca una victoria que le permita acercarse a Real Sociedad, Villarreal y, por qué no, Atlético de Madrid. La utopía de la Champions ya no está tan lejos y con la única baja de San José, los leones quieren atrapar a una de sus piezas preferidas, el Real Madrid.

Foto: www.laliga.es

Twitter: @borjasarobe11

Comparte esta pubicación