Ander Herrera y Saúl enfrentan al Atlético y al Manchester United

Comparte esta pubicación

El Atlético de Madrid está muy interesado en hacerse con los servicios de Ander Herrera para el verano de 2018, cuando el bilbaíno acaba contrato con el United. Pero en Manchester aseguran que en caso de contacto con el jugador ellos responderían con un ofertón a Saúl


El Atlético de Madrid necesita savia nueva para el medio campo como el comer. Eso es así. Desde el bajón de Tiago allá por 2015, y coincidiendo con la grave lesión del portugués, los colchoneros no han podido contar con un distribuidor de juego. Cierto es que Gabi, con las ayudas puntuales de Koke, Saúl, Thomas o Augusto, ha podido sacar el trabajo adelante con bastante acierto. Pero en cuanto el capitán rojiblanco ha tenido una dinámica floja, o ha faltado su escudero principal que no es otro que Koke, se han visto todas las costuras. En forma de total incapacidad para generar fútbol en la sala de máquinas.

En ese sentido, la sanción para el pasado verano sin fichar supuso una verdadera losa por la imposibilidad de renovar un medio que, para finales del curso pasado, ya daba señales de estar muy fundido. A partir de enero las aguas volverán a su cauce y el Atlético tiene pensado fichar a un 5 cuanto antes. El principal objetivo es el centrocampista del Manchester United Ander Herrera, un futbolista de gran nivel  que acaba contrato en julio de 2018. Y que, para más inri, no tiene nada claro su renovación porque ni mucho menos es un habitual de los esquemas de José Mourinho. Argumentos que indican que la operación podría ser bastante factible.

Ahora bien, medios ingleses están publicando estos últimos días que los posibles contactos a partir de enero entre Atleti y jugador no gustan ni un ápice al United. Pues los mancunianos tienen gran estima por su futbolista y desean fervientemente que este renueve y continúe mucho tiempo en Manchester. Incluso se desliza que en caso de existir acercamientos entre el futbolista vasco y el club español, la escuadra inglesa no dudará ni un pelo en ofrecerle al entorno de Saúl pagar los 150 millones de euros de su cláusula de rescisión. De forma que una pieza substituyese a la otra y al final los madrileños saliesen perdiendo.

No cabe duda alguna que el músculo financiero de los red devils haría posible semejante gasto. Pues si algo sobra en la Premier League es precisamente eso, el dinero. Así que la dirección deportiva del Atlético deberá andar con sumo cuidado vistas las amenazas que llegan desde Inglaterra. No vaya a ser que un refuerzo de lujo, como sería el de Ander Herrera, implicase la pérdida de uno de sus baluartes de presente y futuro.

Fotografía: Diario Público

Twitter: @darkast

Comparte esta pubicación