Comparte esta pubicación

Finalizó un ciclo significativo para el colombiano. Su pasó por el Real Madrid, equipo del cual es hincha, se cerró. Un pasaje con altos y bajos: donde destacó por su calidad futbolística, pero también por su inconsistencia. Ahora, la Premier League, el Everton, Carlo Ancelotti y Yerry Mina le esperan


Aunque el mundo está afrontando una recesión económica por la Covid-19, el mercado de fichajes internacional ha funcionado con cierta regularidad. El Chelsea, equipo londinense, es uno de los clubes que más ha destacado. Sus incorporaciones, en la que destacan Thiago Silva, Timo Werner y Hakim Ziyech han ilusionado a su hinchada y, de igual forma, han transmitido el mensaje de que si en esta coyuntura, se tienen los medios, es una valiosa oportunidad para realizar inversiones en la estructuración de un equipo de primer nivel.

Proyecto Toffees

El Everton, conocidos popularmente como The Toffees, también ha interiorizado ese pensamiento, aunque, en este caso, se le da una continuidad a la inversión que se viene realizando desde un par de temporadas anteriores, donde fichajes como el de Lucas Digne, Andrés Gomes y Bernard, han buscado la conformación de un equipo que, llevando a cabo un proceso con jugadores jóvenes, logren posicionarse en los lugares competitivos de la Premier League, una de las ligas más atractivas en el mundo.

En este mercado la inversión continua. La línea de volantes es la que destaca porque a falta de oficialización, pues los acuerdos personales y entre clubes, más las pruebas médicas que ya se están llevando a cabo, Allan, Abdoulaye Doucouré y James Rodríguez serán nuevos jugares del Everton. Con la incorporación de estos tres jugadores, el Everton continua su proyecto para la construcción de un equipo que logre competir los puestos de clasificación a campeonatos europeos.

Ancelotti, líder del proyecto

Desde la temporada pasada, el encargado de materializar este proyecto, además de los jugadores, es el italiano Carlo Ancelotti. Y en él radica, en cierta medida, el fichaje de James Rodríguez. El italiano lo dirigió en el Real Madrid (2014-2015) y en el Bayer Münich (2016-2017) y es bajo su dirección técnica, en el ámbito de clubes, donde el colombiano ha tenido sus mejores picos futbolísticos. El vínculo entre ambos es estrecho, tanto así que el entrenador llamó a James en más de una ocasión con la finalidad de expresarle de forma manifiesta su deseo por contar con él en el Everton.

Además, Carlo Ancelotti siempre ha admirado al volante colombiano, tanto así que en su libro Liderazgo Tranquilo (2016) habla un poco su concepción del colombiano en el Real Madrid y, a la vez, desmiente uno de los rumores que ha existido sobre la titularidad que tuvo James en su primera temporada:

“Con Cristiano Ronaldo pensé al principio que la solución más sencilla era que jugara con Karin Benzema de delantero. De ese modo podría poner a James Rodríguez a la derecha, con Bale a la izquierda y Modrić, y otro en el centro. La gente dice que puse a James porque el presidente había invertido mucho dinero en él después de la Copa Mundo, pero a mí no me influyó ese asunto. El dinero no importa una vez que el jugador está en el club; yo quería a James por la banda por sus cualidades futbolísticas. Es un trabajador abnegado y nada egoísta: un auténtico profesional”

Términos de vinculación

El jugador colombiano lleva ya un par de días en Inglaterra, donde ha realizado sus exámenes médicos; sin embargo, el club aguarda para oficializar a los tres (3) refuerzos a la vez. El acuerdo entre Real Madrid y Everton se cerró en 25 millones de euros (€), mientras, el contrato del jugador será por las próximas tres temporadas, con un sueldo de aproximadamente 7 millones de euros (€) más variantes.

De esta manera, Carlo Ancelotti adquiere uno de los jugadores con los que ha tenido mayor afinidad en el último tiempo; mientras, por su parte, el jugador colombiano logra la salida del club donde siempre anhelo jugar, pero, donde sus últimas temporadas estuvieron marcadas por varias razones que le evitaron cumplir un rol más protagónico y significativo en el club merengue. Ahora tendrá que adecuarse rápidamente a un fútbol con mayor intensidad y con un calendario demasiado exigente, que se suma a la atención mediática que recibirá ya que el colombiano de 29 años es un jugador con bastante admiración en el fútbol internacional.

Twitter: @JuanDavidTibad2

Foto: EFE

Comparte esta pubicación