Los equipos madrileños han protagonizado una buena jornada en este segundo capítulo de la Liga Santander, cosechando: tres victorias, un empate y una derrota.


La primera victoria del fin de semana fue cosechada por el Getafe CF, que en su enfrentamiento al Eibar del viernes a las 20:00 en el Coliseum Alfonso Pérez salió vencedor por 2-0, con goles de Ángel y de Jorge Molina. A pesar de sufrir por momentos al final del partido, el gol de Jorge Molina supuso la puntilla y la primera victoria de la temporada para los azulones. Estos tres puntos aúpan al Getafe CF al puesto nº11 de la clasificación.

En el otro partido del viernes, el del Leganés, que se celebró a las 22:15, los de Butarque sacaron un punto que les acabó sabiendo a oro frente a la persona que ha llevado al Leganés desde 2ªB hasta la Liga Santander, el entrenador Asier Garitano. Se puso por delante la Real Sociedad de Garitano merced a los goles de David Zurutuza y Asier Illarramendi cuando aún no se había alcanzado el minuto 20 de partido. Pero el Leganés no perdió la fe y gracias a los dos goles de Nabil El Zhar, en los minutos 54 y 88, respectivamente, los de Butarque consiguieron más que un simple empate 2-2, este punto supone un espaldarazo moral y les permite colocarse en la décimo segunda posición en la tabla.

El siguiente encuentro tuvo lugar el sábado a las 20:15, y se trató de un derbi madrileño que enfrentó al Atlético de Madrid y al Rayo Vallecano en el Wanda Metropolitano. El partido fue bastante disputado, y el Rayo Vallecano dio una imagen que nada tuvo que ver con la dada en el partido frente al Sevilla de la primera jornada. Se mostró un equipo con desparpajo y que llegó con asiduidad a la portería de Jan Oblak, aunque eso sí, sin éxito. Por su parte, los colchoneros insistieron durante todo el partido para tratar de marcar un gol que acabó llegando a la salida de un córner por medio de Griezmann en el minuto 63. Finalmente, el partido culminó con un 1-0 en el que quizás el Rayo Vallecano mereció más y que pone al Atlético de Madrid en el noveno lugar de la tabla. El Rayo Vallecano debido a sus dos derrotas en las dos primeras jornadas ligueras, ocupa el farolillo rojo.

El último partido en el que participó algún equipo madrileño se dio en Girona el domingo a las 22:15 y enfrentó al Real Madrid con el Girona en el campo de Montilivi. El partido no empezó bien para los intereses blancos ya que los gerundenses se adelantaron en el minuto 16 gracias al tanto anotado por Borja García. El Real Madrid siguió su plan de partido sin ponerse nervioso, y aunque el Girona tuvo ocasiones para hacer el segundo gol, el que marcaría sería el Real Madrid, gracias al primer penalti de los dos que provocaría en el encuentro Marco Asensio. El tiro desde los 11 metros fue materializado por Sergio Ramos con un chut a lo Panenka.

Se llegó al descanso con 1-1 y el partido siguió estando disputado y equilibrado hasta que en un error infantil de Pere Pons, defensa del Girona, Marco Asensio provocó su segundo penalti. Karim Benzema fue el encargado esta vez de transformar la pena máxima. A partir de aquí, el Girona se vino abajo y el partido se desniveló, logrando el Real Madrid dos goles más por medio de Gareth Bale y, de nuevo, Karim Benzema. Aunque a estas alturas de la temporada es un dato meramente anecdótico, esta abultada victoria por 1-4 ha provocado que el Real Madrid se coloque como nuevo líder de la Liga Santander.

Foto: Rayo Vallecano

Twitter: @rafinhagomez23