Refuerzo de gran calidad para la banda derecha de los hispalenses tras la contratación de Aleix Vidal


Se cerró el círculo, el catalán Aleix Vidal vuelve al Sevilla en una operación que una vez más muestra la maestría económica (heredada de Monchi) del conjunto del Sánchez Pizjuán.

¿Por qué? Porque Aleix Vidal llegó al Sevilla procedente del Almería en la temporada 2014-2015 por únicamente tres millones de euros y tras su gran año en el equipo hispalense partió hacia el F.C. Barcelona por nada más y nada menos que 17 millones de euros (fuente: transfermarkt.es).

Una suma de dinero que sirvió al Sevilla para llevar a cabo el cambio táctico ideado por Unai Emery para la temporada 2015-2016 con su variación de esquema desde un 4-3-3 a un 4-4-2 para el que fueron claves las compras de Steven N’Zonzi y de Adil Rami.

El primero aportaba músculo y equilibrio al mediocampo y costó ocho millones, por lo que aún quedaba dinero en la reserva gracias a la salida de Aleix Vidal y el segundo, que estaba dotado de una gran personalidad y solidez defensiva para enfrentarse a los grandes equipos tanto nacionales como europeos, costó tan solo tres millones y medio de euros.

Además de estos dos fichajes, el dinero procedente de la venta de Aleix Vidal proporcionó el presupuesto necesario para confeccionar un fondo de armario que diera las suficientes garantías a un equipo que se enfrentaba a una temporada larga luchando en tres competiciones, con las previsibles rotaciones que ello conlleva. Así las cosas, el conjunto hispalense consiguió contratar a Fernando Llorente, a Michael Krohn-Dehli y a Konoplyanka a coste 0, Sergio Escudero por 3 millones de euros y a Ciro Immobile por 11 millones.

Los resultados tras la salida de Aleix Vidal fueron muy buenos, y no se echó para nada en falta su ausencia, ya que los sevillistas cosecharon en la temporada 2015-2016 un séptimo puesto en la Liga Santander, un subcampeonato en la Copa del Rey al perder por 2-0 la final frente al F.C. Barcelona y una nueva Europa League (la tercera consecutiva) tras doblegar al Liverpool por 1-3 en la final celebrada en Basilea.

Aleix Vidal se marchó para la ciudad condal en busca del éxito y del reconocimiento por parte del fútbol mundial, pero su aventura se acabó quedando en un mero intento. Su fichaje ya estuvo plagado de problemas, al fichar en el verano de 2015 pero no poder jugar hasta enero de 2016 debido a la sanción que la FIFA le impuso al F.C. Barcelona. Una vez ya disponible para hacer su labor en el terreno de juego, Aleix Vidal se vio relegado al banquillo de los culés y a un total segundo plano, participando únicamente en 29 partidos durante las tres temporadas que ha estado en el equipo catalán, además, de estos 29, solo 14 fueron como titular.

Eso sí, no todo fue malo, en momentos puntuales el gran despliegue físico de Aleix Vidal consiguió resaltar y dejar destellos de su calidad, como el gol que hizo en el Santiago Bernabéu para certificar la victoria por 0-3 del F.C. Barcelona en el clásico de la jornada nº 17 de la Liga Santander 2017/2018 o su debut con la selección española el día 11 de junio del 2015 frente a la selección de Costa Rica.

Además debido a la competencia existente en un club del nivel del F.C. Barcelona, Aleix Vidal se vio obligado a reinventarse y a aprender a jugar en una posición totalmente nueva para él, el lateral derecho. Y aunque con algunos problemas a nivel defensivo, consiguió cumplir bien su función en la mayoría de los encuentros, aportando una opción bastante recurrente en ataque con sus continuas llegadas por banda, algo a lo que ayuda en gran manera su físico tan resistente.

El Sevilla ha recomprado a Aleix Vidal por ocho millones y medio de euros, pero ahora es un jugador totalmente distinto al que se fue de la capital hispalense, a día de hoy es un Aleix Vidal maduro, con experiencia a nivel internacional, y sobre todo con ganas de jugar, de volver a sentirse importante y de agradar. Aún se encuentra en su plenitud física, al contar con 29 años de edad, y supone una opción de garantías tanto en el extremo derecho, como en su nueva posición, el lateral derecho (misma reconversión que la experimentada por Jesús Navas).

El catalán puede aportarle al Sevilla un constante sube y baja por banda que hará al conjunto sevillista posicionarse como lo que es, uno de los equipos más poderosos del panorama nacional y por tanto obligados a llevar la iniciativa, una iniciativa que le puede proporcionar las constantes llegadas por banda de Aleix Vidal, un negocio redondo tanto en su venta al F.C. Barcelona como en su recompra.

Foto: Sevilla FC

Twitter: @RafinhaGomez23