El Sevilla consiguió un valioso empate en el Camp Nou, aunque mereció más. El Betis venció en Mestalla. Ambos equipos reparten alegría a partes iguales a sus aficionados en este inicio de temporada


El Sevilla se enfrentaba a su cuarto partido en apenas diez días. Un inicio de temporada que el conjunto de Julen Lopetegui ha pasado con buena nota. Sobre todo el último partido ante el FC Barcelona.

El conjunto sevillista cerraba la jornada 5 ante el Barça antes del parón de selecciones. Un partido, en principio, complicado ante un equipo de Koeman que llegaba tras mostrar muy buenas sensaciones en los dos primeros encuentros.

Desde el principio, el Sevilla mostró su mejor cara y le dio un baño futbolístico a los culés. Fue un partido perfectamente trabajado tanto en lo táctico como en físico por los jugadores rojiblancos. Tanto es así que estuvieron durante todo el encuentro presionando la salida de balón de Neto y se pudo ver hasta la última jugada del partido.

Fuerte y contundente, así salió el Sevilla al partido. En los primero minutos, el Barcelona parecía no conectarse al partido y los de Nervión tuvieron varios acercamientos, provocando dos córners. En el segundo de ellos, De Jong aprovechaba un balón muerto en el área y ponía el 0-1 en el marcador. Pero la alegría duró poco porque los culés en la siguiente jugada tras un fallo de la defensa, único en el partido, anotaban gracias a Coutinho.

Tras el empate, el encuentro entró en una fase de mayor dominio rojiblanco. Con un aplastante dominio hispalense en cuanto a la posición, el Barcelona era incapaz de recuperar en buena posición para buscar el ataque.

Solo Coutinho fue el único jugador destacable del conjunto de Koeman. Messi pasó desapercibido durante todo el encuentro, salvo en la última jugada del partido cuando el argentino se internaba en el área y Diego Carlos defendiendo podría haber cometido penalti. Pero ni el colegiado ni el VAR lo vieron así. Tampoco Ansu Fati pareció entrar en el partido como las dos jornadas anteriores si hiciese.

El Betis, segundo.

El Betis llegaba a Mestalla con el objetivo de no caer en los mismos errores que durante la jornada intersemanal y conseguir tres puntos que le dieran la oportunidad de colocarse en las posiciones altas de la clasificación.

Enfrente se encontraba el Valencia. Un equipo que debido a la mala planificación de sus máximos dirigentes se encuentra en una situación grave. Dicha situación se está plasmando en el terreno de juego y los de Javi Gracia dan una de cal y otra de arena.

Los béticos se pusieron el mono de trabajo y con Canales, asentado en el doble pivote junto a Guido, comandaron el centro del campo durante todo el partido. El cántabro fue el encargado de adelantar a los suyos cuando no se llegaba a la media hora de encuentro. Tras ello, el Valencia no fue capaz de reaccionar y todo tras una eficaz presión verdiblanca.

En el tramo final del encuentro emergió la figura de Joaquín. El del Puerto de Santa María fue uno de los jugadores de la jornada y muestra de ello fue su jugada en el segundo gol. Cuando se atravesó todo el campo con el balón pegado al pie y tras plantarse en la frontal del área cedió el esférico para que Tello marcara el segundo y cerrara el partido dejando al Betis como líder provisional (hasta que jugase el Real Madrid).

Fuente: Sevilla FC | Real Betis

Twitter: @abrahamcg_