El Real Madrid cuajó 75 minutos muy serios pero la fase final del encuentro en la que recibió dos goles y la expulsión de Sergio Ramos puede condicionar el devenir europeo del club blanco


El encuentro entre el Real Madrid y el Manchester City comenzó con un ritmo bajo, dejándose patente el respeto que se tenían ambos conjuntos. Apenas pasó nada en los primeros minutos, únicamente un disparo de Varane en el minuto 16 que salió bastante lejos de la portería defendida por Ederson.

En el minuto 21, una pérdida de Carvajal en ataque acabó provocando un peligroso contragolpe del Manchester City que a punto estuvo de convertirse en el 0-1. De Bruyne le sirvió un gran balón a Gabriel Jesús. El brasileño se adentró en el área madridista, recortó y lanzó un fuerte tiro que repelió Courtois en una gran intervención.

A la media hora de juego llegó la ocasión más clara del Real Madrid. Mendy le puso el balón en la cabeza a Benzema con un sensacional centro desde la banda izquierda. El delantero galo realizó su remate característico y Ederson se vio obligado a hacer una estirada de mérito. Sin embargo, el guardameta del Manchester City dejó el balón muerto en el área pequeña. Vinícius tenía todo a favor para marcar a placer, pero se resbaló y la defensa inglesa se hizo con el esférico.

Laporte, quien no hacía mucho que se había recuperado de su lesión, tuvo que retirarse del campo por problemas físicos en el minuto 33. Le sustituyó Fernandinho.

La primera mitad culminó con otra oportunidad clarísima, esta vez del Manchester City. Courtois salió en un córner y llegó a tocar el balón con la punta de los dedos, el esférico le cayó a Gabriel Jesús, quien disparó raso sin la oposición del guardameta belga, Fede Valverde evitó el 0-1 bajo los palos.

Así finalizó una primera parte que, pese a la importancia de las ocasiones acaecidas, se desarrolló de una forma bastante lenta. El Manchester City dio una mayor sensación de peligro debido a sus robos en el centro del campo y la velocidad de sus atacantes.

La segunda parte

El Manchester City fue quien dispuso de la primera oportunidad en el segundo acto. En el minuto 50, los ingleses robaron un nuevo balón en el centro del campo. De Bruyne condujo el contraataque y le cedió la pelota a Mahrez dentro del área. El futbolista francés trató de poner el balón en la escuadra izquierda con el interior, pero el esférico salió fuera.

Mahrez lo intentó de nuevo en el minuto 56 con una buena maniobra en el interior del área blanca y un disparo al primer palo que repelió Courtois. En la jugada posterior, otra vez Mahrez, recibió un pase y se quedó solo ante el portero. El dorsal número 26 del Manchester City tiró desde demasiado lejos cuando aún podía avanzar, trató de ajustar el balón al palo izquierdo pero Courtois le adivinó las intenciones y disipó el peligro.

Cuando mejor estaba el equipo de Pep Guardiola, salió a relucir la pegada del Real Madrid. Vinícius se marchó por la parte izquierda del ataque madridista, arrastró a la defensa, y cuando parecía que se la iba a jugar él, le cedió el esférico a un Isco que estaba totalmente solo. El malagueño definió con un tiro ajustado al palo izquierdo.

En el minuto 71, Isco ganó la línea de fondo y le puso el balón a un Sergio Ramos que acabó enganchando la pelota de volea sin encontrar portería.

Cuando el Real Madrid parecía tener el partido bajo control… Todo se le vino abajo. Gabriel Jesús, en el minuto 78, le ganó la partida a Sergio Ramos para rematar un centro de De Bruyne desde la banda izquierda e igualar la contienda.

Tan solo un minuto más tarde, Gabriel Jesús estuvo a punto de lograr su segundo tanto de la noche. Mahrez centró desde la derecha y el brasileño enlazó un nuevo remate de cabeza que salió muy ligeramente por encima del travesaño.

Sterling terminó por confirmar la pesadilla blanca tras ser derribado dentro del área por Carvajal en el minuto 82 y forzar un penalti. En el 83, Kevin De Bruyne se encargó de transformar la pena máxima ajustando el balón al palo izquierdo de la meta madridista.

Un nuevo error del Real Madrid, en el minuto 86, acabó sumando un nuevo problema de cara al partido de vuelta: la expulsión de Sergio Ramos. Gabriel Jesús robó un balón, y el camero realizó una falta para parar el avance del delantero hacia la portería de Courtois. Ramos era el último defensa, por lo que el colegiado del encuentro, Daniele Orsato, le mostró la tarjeta roja.

El Real Madrid trató de empatar con más corazón que cabeza, pero no lo logró. Mendy, fue quien tuvo la última ocasión en el descuento rematando en semifallo con la rodilla un centro procedente de la banda derecha.

Los hombres de Zidane contaban con sacar algo positivo de cara a la vuelta, pero finalmente tendrán que viajar a Manchester con la misión de remontar un resultado complicado sin, además, uno de sus máximos baluartes: Sergio Ramos.

Foto: Real Madrid CF

Twitter: @rafinhagomez23