Leganés 2

Leganés 4-0 Betis: un lunes de primera

El Leganés pasó por encima de un Betis sin alma. Con un punto más, el equipo de Garitano permanecerá un año más en la máxima categoría del fútbol español. Víctor Sánchez del Amo, más discutido que nunca


 El Leganés es un equipo contracultural. No le gusta hacer las cosas como todo el mundo espera que las haga. Si a nadie le gusta trabajar un lunes, ellos vencen en los dos comienzos de semana en los que ha tenido que jugar esta campaña. Si todo el mundo les colocó en la quiniela del descenso a comienzos de temporada, ellos no conocen lo que es dormir en los puestos de peligro a falta de dos jornadas para acabar la liga. Y lo mejor de todo, no parece que vayan a saber lo que es. Un punto y el sueño se habrá convertido en realidad.

“Esto es Butarque”. El tifo y las banderas que desplegó la afición del Leganés en los instantes previos al comienzo marcaron el primer gol. Con algunos aficionados aún entrando al estadio, un contragolpe local dirigido por El Zhar acabó en un inocente penalti de Tosca quien no retiró su brazo ante el centro lateral de Tito. Szymanowski no perdonó. El extremo argentino convirtió la pena máxima, sumó su sexto gol en la presente temporada y provocó el estallido del estadio blanquiazul.

Si por algo se ha caracterizado el Leganés en la primera campaña de su historia en la Liga Santander ha sido por dejar las cosas para el final. Hoy no dejó los deberes para última hora. Cuando apenas se había cumplido el minuto quince de la primera mitad llegó el segundo tanto pepinero. Un disparo de Diego Rico desde su casa rebotó en un zaguero bético y el cuero le llegó en la esquina del área a El Zhar quien se deshizo de Pezzella para superar a Adán con un toque sutil con el exterior de su pierna derecha.

El Betis quería, pero no podía. La ausencia de Dani Ceballos, su futbolista distinto en la medular, fue una losa imposible de superar para el cuadro sevillano. A pesar de tener el balón, su juego era lento, previsible, inofensivo. Por el contrario, el Leganés tenía muy claro su plan. Robar y salir, el de siempre, el que le ha llevado a depender de si mismo para permanecer en primera división, el que nunca falla.

A falta de fútbol, cánticos. Ambas aficiones tuvieron tiempo durante la primera mitad para intercambiar gritos en favor del equipo rival. Con el paso de los minutos, el Betis creció. Los pupilos de Victor Sánchez del Amo, quien tuvo que escuchar en reiteradas ocasiones el “Víctor vete ya” por parte de sus aficionados, monopolizaron el cuero aunque los medios eran incapaces de surtir de balones en ventaja a los delanteros y así es muy difícil jugar a este deporte.

Miedo, tensión, nervios. Sentimientos comunes en la afición de un equipo que a falta de tres jornadas se está jugando la temporada no hicieron acto de presencia en Leganés. Mientras el Betis tocaba y tocaba sin vislumbrar posibilidad alguna de hacer daño a la zaga pepinera, la parroquia blanquiazul se divertía haciendo la ola. El guión propio de un final de partido se adelantó al comienzo de la primera mitad. Inédito.

A pesar de que Víctor trató de cambiar el rumbo del encuentro con las entradas de Cejudo y Joaquín, quien se llevó una tremenda ovación por parte del público en Madrid, una pérdida de Rubén Pardo en la medular se convirtió en arte. Su pintor, Gabriel. El esférico cayó a pies del medio carioca y no dudó. Un misil desde el centro del campo salió de la zurda mágica del ex jugador de la Juventus para acabar en las mallas. Golazo.

Los minutos pasaban y la vida seguía igual en el sur de la capital de España. El balón, andaluz. El peligro, madrileño. Tan sólo un cabezazo de Álex Alegría provocó que Herrerín tuviera que ponerse el mono de trabajo. A falta de 10 minutos para el final del encuentro, Szymanowski decidió urgar un poco más en la herida bética. El extremo aprovechó una pérdida visitante en las inmediaciones de su portería para agarrar la pelota junto a la línea de cal y conducir hasta el área pequeña sin que ningún defensor opusiera apenas resistencia. Una vaselina fue la solución que se le ocurrió al genio pepinero para batir a Adán, marcar el cuarto tanto y cerrar la fiesta en Leganés. Sin lugar a dudas, una fiesta de PRIMERA.

Foto: Twitter oficial de La Liga Santander

Twitter: @borjasarobe11