El fútbol argentino pierde su encanto

El fútbol argentino comienza a decaer

El fútbol argentino es uno de los mejores a nivel mundial no solo por la calidad y cantidad de jugadores sino también por lo parejo que es el campeonato. Pero este rasgo parece que se ha empezado a perder


En Argentina el deporte nacional por excelencia es el fútbol. Por esto no sorprende que más de la mitad de la población masculina haya soñado algún día con ser futbolista profesional. Lamentablemente para ellos son pocos los que logran llegar y vivir de este deporte. No obstante, por el gran territorio que posee el país son cientos los equipos y jugadores federados que desarrollan la actividad. Esto hace que el fútbol argentino sea muy parejo.

Si bien es cierto que los clubes grandes son los que más títulos tienen, esto nunca ha sido motivo para pensar que los equipos denominados chicos no les puedan ganar. Incluso instituciones de categorías menores del fútbol argentino han salido victoriosos contra los más poderosos. Esto sin dudas es una de las cosas más lindas que tiene este deporte en el país. Los campeonatos de todas las divisiones son apasionantes y nadie sabe quién será campeón hasta las últimas fechas.

En el último campeonato los cinco “grandes” consiguieron estar en la zona alta de la tabla.

Por desgracia la paridad en el fútbol argentino tiene los días contados. Ya en la pasada temporada se pudo observar como los equipos denominados grandes han marcado una superioridad. Muestra de esto es que dentro de los siete primeros puestos de la tabla se pueden encontrar a dichos cinco equipos. Además tanto Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo han conseguido la clasificación para las copas internacionales.

Otra prueba que muestra claramente que las instituciones más ricas empiezan a distanciarse del resto es el presente libro de pases. Allí River se destaca con la contratación de grandes figuras como; German Lux, Ignacio Scocco, Javier Pinola y Enzo Pérez. Por su parte Boca no se queda atrás y cerró la incorporación de Paolo Goltz. Racing contrató a Arévalo Ríos, entre otros, mientras que Independiente fichó a Jonás Gutiérrez y Fernando Amorebieta, y San Lorenzo a Gonzalo Rodríguez.

Por todo esto se puede asegurar que el fútbol argentino empieza a decaer en su máximo atractivo. Además si se logra imponer la Superliga y las Sociedades Anónimas este problema se agrandará cada vez más.

Imagen: Sitioandino.com.ar

Twitter: @Chikicanch