Milan 3

Donnarumma liderará el resurgir del AC Milan

El grupo inversor chino propietario del Milan quiere recobrar la grandeza de la entidad rossonera con Donnarumma como punta de lanza de la escuadra italiana


Por fin. La espera ha sido larga, la incertidumbre ha nublado la cabeza de muchos tifosi de la Curva Sud de Milano, pero el resultado del cisma creado en los últimos tiempos merece la pena. Donnarumma renovará. Es un hecho, es una realidad y es un éxito. Para todos. El cancerbero recibe una notable mejora de contrato acorde a sus galones en el club, la entidad asegura la continuidad del llamado a ser mejor arquero del mundo en un futuro inmediato y el aficionado rossonero percibe en el nuevo contrato la ambición del nuevo proyecto italiano, la cláusula doblará su montante total de ingresar el Milan en la próxima edición de la Champions League.

Gigio, natural de Nápoles, dejó el sur de Italia para arribar en la región de Lombardía con apenas 14 primaveras. Dos años después debutó bajo los palos de un siete veces campeón de Europa incapaz de asumir el fracaso en la planificación deportiva que le llevó de tocar el cielo en diversas fases del comienzo del presente siglo hasta las profundidades del infierno en los años más recientes. En ese estado de depresión emergió un joven talento capaz de sostener el prestigio de un coloso que depositó en él la responsabilidad de poner la primera piedra del rascacielos rossonero.

Lo que Donnarumma sostuvo con sus intervenciones bajo palos, la clasificación del equipo para disputar una competición europea cuatro años después, está siendo implementado por el nuevo dueño del Milan. El grupo inversor chino Rossoneri Sport Investment Club compró el club por 740 millones de euros y ya se ha gastado más de 120 en la remodelación de una plantilla que aspira a regresar a la élite mundial. Musacchio, Kessie, Ricardo Rodríguez, André Silva, Borini y Calhanoglu son las nuevas caras de una plantilla que, ahora sí, cuenta con los mimbres suficientes como para reclamar los galones perdidos en los últimos tiempos.

La relación entre el dinero y la felicidad daría para escribir, como mínimo, un libro más largo que “Los pilares de la tierra” del maestro Follet. No obstante, la famosa premisa de que el capital asegura el éxito aplicada al fútbol no tiene por qué triunfar. Ahí tenemos el ejemplo del vecino y eterno rival, el Inter gastó más de 160 millones de euros la pasada temporada y ha quedado fuera de las competiciones europeas tras una desastrosa campaña. Más allá de inversiones millonarias en nuevos jugadores para reforzar el vestuario, la mejor operación del verano para el Milan es la renovación del estandarte que liderará desde los tres palos de San Siro el regreso de la leyenda lombarda al lugar de donde jamás debió salir, la aristocracia italiana.

Foto: www.acmilan.com

Twitter: @borjasarobe11