Córdoba C. F: un equipo entre los grandes

En la temporada de la vuelta a la lucha entre Real Madrid y el Barcelona, merece la pena recordar las temporadas que han realizado entidades como Las Palmas, Getafe… o incluso el Córdoba


Este año han vuelto a ser protagonistas en el fútbol español los equipos “de siempre“. El Real Madrid se han llevado prácticamente todos los torneos que disputaba. A excepción de la Copa del Rey, que se la adjudicó el Fútbol Club Barcelona. Por ello, se debería recordar temporadas reseñables de otros conjuntos humildes como el Getafe, Las Palmas. O yéndose un poco en el tiempo, el Córdoba.

Un equipo, el andaluz, que hoy no pasa por un buen deportivo y social. Estuvo la campaña pasada a punto de descender, y la afición estuvo fracturada entre sí y con la directiva. Se llegó a pedir la venta del club por parte de la afición. Pero en la temporada 64-65, todo era distinto. Hasta el punto que el conjunto luchó con los grandes.

Tres temporadas antes había conseguido el ascenso junto al Málaga. La primera de las tres veces que el club ha subido a la máxima categoría. Un equipo entrenado, entonces, por Roque Olsen. Alguien que como futbolista tocó la gloria en el Real Madrid consiguiendo una Copa de Europa. La siguiente campaña, que el equipo merengue consiguió la segunda ya fue transferida al equipo de la capital cordobesa.

El hispanoargentino sería el míster de la entidad desde la 57-58 hasta 62-63 dejando al club en Primera. En este tiempo jugador-entrenador para acabar siendo técnico. En el campo futbolistas como Benegas, Juanín, Simonet, Navarro, Ricardo Costa, Miralles, García… Algunos de ellos hicieron historia para la entidad y para la ciudad.

Pero la campaña de la que hablamos fue totalmente distinta. Varios puntos que a continuación veremos son las razones por las cuales esa es de las mejores que ha realizado un conjunto fuera de los denominados “grandes” en  Liga.

Primero por la irrupción de un jovencísimo portero que sólo estaría un año más. Miguel Reina. Alguien que, posteriormente sería imprescindible durante quince años en porterías tan complicadas como las del Barcelona o el Atlético. Además de ser internacional. Fue el “culpable” junto con su defensa y la gran afición, de ser de los porteros menos (fue tercero) goleados ese curso. Además de ser el equipo que tiene uno de los récords meno reconocidos, pero más complicados de conseguir.

Y es que el equipo es el que menos tantos ha recibido como local. Tan solo recibió en su casa dos tantos. De hecho, el equipo con menos dianas en contra fue el Madrid con quince, siendo cinco los recibidos en Chamartín. Únicamente, Di Stefano, ya en el Espanyol, y un gol en propia ante el Zaragoza imposibilitaron un récord mayor. Acabaría quinto, por encima del equipo blaugrana.

El míster de ese equipo, fue otro exjugador. Ignacio Eizaguirre. Esta vez de equipos como el Real Sociedad o el Valencia, donde consiguió sus mayores éxitos guardando la meta. Solo estaría esa campaña, pero haría historia en un equipo que hoy desea ilusión.

Dentro de la plantilla habría otros como los mencionados Juanín o Simonet, estarían otros como Galilea, Martí. O como Luis Costa que jugaría varias campañas y que además sería en un futuro míster del equipo.

En definitiva un conjunto de futbolistas que dieron a la afición del ‘Antiguo Arcángel’ una ilusión. Y poder pensar que podrían luchar contra los “Goliaths” de la Liga.

Fuente Foto: Soydelcordoba.com

Twitter: @mozart1989